jueves, junio 26

La Tragantía

Castillo de Santa Catalina 

 
Cuenta la leyenda: En los sótanos del Castillo de la Yedra, en Cazorla (Andalucía), bajo la Torre del Homenaje, vive una mujer con cuerpo de serpiente. Dicen que se aparece cada noche de San Juan, para comerse a los niños de la localidad. Los descendientes de aquellos que la relegaron a su estado de monstruo.
Nació esta leyenda cuando las tropas cristianas invadían Andalucía para anexionarla a los reinos del norte. Durante el asedio de Cazorla, el rey musulmán de Cazorla, preocupado por la suerte de su hija, decidió esconderla secretamente en los sótanos del castillo hasta que el ataque fuera repelido. Sabía lo que había ocurrido años antes en la invasión de Quesada, cuando muchos ciudadanos fueron masacrados, los campos devastados, las norias y las acequias destruidas, los bosques quemados... A pesar de la feroz defensa, la ciudad cayó, y el mismo rey fue muerto por una flecha enemiga que atravesó su garganta. La joven quedó sola, recluida en un lugar tan secreto que era desconocido para los nuevos señores de la fortaleza. Cuando sus provisiones acabaron, comenzó a alimentarse de los pequeños animales y de los insectos que encontraba en su celda. Un día, su cuerpo se comenzó a transformar entre terribles dolores. En toda Cazorla se escuchaban sus gritos de dolor, durante la madrugada. Parecía provenir de las entrañas del castillo. Poco a poco, sus piernas se fueron transformando, recubriéndose de escamas y , de cintura para abajo, quedó convertida en serpiente. Cada noche de San Juan, regresa la Tragantía. Vuelve para consumar su venganza en los más jóvenes descendientes de aquellos que ocuparon su tierra, masacraron a los suyos y asesinaron a su padre. Y lo hace comiéndoselos, igual que devoraba aquellos pequeños insectos en su celda. Por eso, esa noche, la noche de San Juan, los niños de Cazorla van pronto a la cama. Saben que, si dan las doce y escuchan la canción de La Tragantía, estarán perdidos... ella aparecerá y se los comerá. De un solo bocado
.
Yo soy la Tragantía, hija del rey moro; el que me oiga cantar, no verá la luz del día
Conocí esta leyenda en la página: Cultura de Andalucía (un lugar muy interesante) También podéis ver la versión de la leyenda que hizo el grupo grupo de video-danza Pali Eléceri, de Jaén, aquí.

Fotografía: Castillo de Santa Catalina (Jaén) 
Autor: Landahlauts

16 comentarios:

Más claro, agua dijo...

¿Transformación del cuerpo? ¿serpiente? ¿devoraniños? A Cazorla se ha irdo a vivir ¡Ana Obregón!... :-)

Luna Carmesi dijo...

Si hicieramos buenos libros y buenas peliculas con nuestras historias y relatos, sabriamos menos de Dan Brown y de Indiana Jones...

;-)

Marta Arrufat dijo...

Que bonita historia! mitología popular, si señor. Tiene razón Luna, habría que hacer más peliculas de estas leyendas nuestras.. ni Indiana Jones ni los X- men,la tragantía en Andalucia, Tombatossals en Castellón, La mOma,.. si es que tenemos una riqueza cultural tan impresionante que no entiendo como no la explotamos más en ese sentido.

Caulfield dijo...

Las leyendas del país son mágicas, y ésta en concreto es genial. Fíjate que estando en Cazorla mi interés se fue mucho más al Castillo de la Iruela, quizás por esa forma romántica, colgado de una peña. Sin duda hubiera mirado con otros ojos el de la Yedra, de haber conocido esta fábula. Aunque ya uno no sea jovencito como para ser perseguido por la Tragantía jaja.

bornne dijo...

Muy interesante. Desconocía la leyenda por completo.
Gracias y saludos.

Territorio Manolo dijo...

Conocí esta leyenda hace tres años durante mi visita a Cazorla. No hay castillo que no vaya acompañado de su correspondiente leyenda, ésta en concreto me llamó mucho la atención.

En la actualidad se puede visitar la torre del homenaje, donde se encuentra instalado un museo de costumbres populares. En una de sus plantas aun se puede observar la entrada a las mazmorras del castillo, así que el que visite el castillo puede llevarse la sorpresa de encontrarse con la Tragantía...

Un saludo

Merce dijo...

O sea, como una sirena, pero un poco más borde...

Uno dijo...

Bonita leyenda pero... que jodia y rencorosa la tragantia. :-)

yunzapito dijo...

Jamás he estado en la sierra de Cazorla, siempre que me iba a visitarla (o eso le decía a mi madre) me iba a visitar a un noviete que tuve en Jaén (el primero).

Me ha gustado mucho la historia, y la música que la acompaña.

Edurne dijo...

Muy bonita la historia, pero... huyyy, qué miedo! Mujer con cuerpo de serpiente! Da yuyu, eh!
Menos mal que la noche de San Juan no estaba en Cazorla, que no la oí cantar, y... que no soy niña! uffff!
Me encantan los cuentos, historias y leyendas populares!

Peritoni dijo...

Bonita historia. España está llena de leyendas e historias, y cuantas se habrán perdido en el tiempo...

ana dijo...

Qué chulas son estas leyendas! Precioso el castillo de la Yedra, aunque a mí, como a Caulfield, me tiró más el de la Iruela, con ese cementerio pegado a él... tétrica que es la niña ;)

Besines.

bahtian dijo...

Leyenda???, que vaaaa a la mujer serpiente la conocí yo de chico en una barraca de la feria de mi pueblo, la verdad, es que (Inocente de mi)yo creía que tenia el cuerpo de trapo, seria cosa de mi corta edad, el señor que la presentaba decía a la gente
_Pregúntenle lo que quieran, tóquenle la cara y verán que es de verdad!!.
Es curioso, lo que este señor nunca dejaba tocar era el cuerpo de serpiente que permanecía inmóvil durante toda la representación.
Que recuerdos...

ISOBEL dijo...

si es que tu tierra esta llena de leyendas, cuando de pequeña fui a granada... buscaba tesoros en todas las esquinas, besitos

Landahlauts dijo...

Eduardo:
No... a Andalucía !!no¡¡ ya tenemos aquí tontitas de esas.

Luna Carmesí:
Nos conocemos mejor las leyendas de los indios de Norteamérica que las propias. ¡Qué cierto!

Marta:
Somos cortitos, ¡qué le vamos a hacer!

Caulfield:
Por si acaso, ten cuidado si vas en San Juan.

Bornne:
Me alegra que te guste. Saludos.

Manolo:
Pero ¿la llegaste a ver???

Merce:
las sirenas están más especializadas en varones adultos. Esta chica se dedica más al público infantil.

Uno:
La pobre... algo tiene que hacer. Son muchos siglos allí "encerrá".

Yunzapito:
Podrías haber ido, con el noviete...

Edurne:
De estas tenéis muchas también por Euskadi, ¿no?

Peritoni:
Una lástima, se pierde parte de la historia de cada pueblo con ellas.

Ana:
Tú eres de los míos. De niño estaba deseando que llegara la festividad de los Difuntos para ir al cementerio con mis padres. Me encantaba eso de caminar entre nichos y tumbas...

Bahtian:
jajajaja
Inocente chavalillo eras. Fíjate lo que has cambiado
;)

Isobel:
En esta ciudad hay muchas, muchísimas....

BarakKhazad dijo...

me ha encantado esta leyenda!! ^_^

pobrecitos niños, que no pueden disfrutar de la magia de la noche de San Juan, porque sus ancestros mataron a la gente de la Tragantía...