lunes, diciembre 10

Deshaciendo mitos

"Cenicienta" Grabado de Gustavo Doré
Cenicienta es de esos personajes de ficción que cae bien. Uno siente una extraña solidaridad por una chica guapa a la que sus feas hermanastras y su malvada madrastra obligan a ejercer la servidumbre doméstica, mientras ellas pasean sus palmitos por el reino. Y uno siente una enorme alegría cuando esa hada madrina se apiada de Cenicienta y la saca de aquella casa en la que era esclavizada. Le busca un buen partido para que se case (el príncipe heredero del reino) y le proporciona la posibilidad de ser feliz el resto de sus días puteando a sus súbditos y, en especial, a sus hermanastras. Pero, a poco que un profesional de la salud mental escarbe un poco en la personalidad de Cenicienta (1), nos revelará algunos datos que cambiarán nuestra visión sobre esta jovencita atractiva a la que la vida maltrató. ¿Por qué barría siembre, de modo obsesivo, el suelo?, ¿podría ser síntoma de personalidad obsesiva? ¿Y esa manía de repetir constantemente que su familia la odiaba?, ¿podría ser paranoia? ¿Calabazas convertidas en carrozas?, o abusó de las drogas de diseño o síntoma de esquizofrenia. ¿Y... eso de ser criada y princesa? Salta a la vista que es un trastorno bipolar. Personalidad obsesiva, con esquizofrenia, paranoia y un trastorno bipolar (dejando aparte el presunto problema con las drogas)... un lujo de chica. Afortunadamente, los profesionales de la medicina la han cogido a tiempo y la están tratando adecuadamente. Esperamos, sinceramente, que todo vaya bien...
(1) Fuente QUO
Tags Blogalaxia: - - - - - - - Tags Technorati: - - - - - - -

19 comentarios:

Rodavlas dijo...

Jejeje.. la pobre... La Bella de La bella y la Bestia está entonces ciega. ooo.. en nuestra niñez nos mentian... y quizás ahora también... en fin.

Saludos¡¡

MM de planetamurciano.tk dijo...

Yo, aparte, añadiría ke la tía estaba ciega, porke pa no ver ke el principe era marica, hay ke estarlo, y mucho.

Más claro, agua dijo...

Las niñas ya no quieren ser princesas...

Ni los niños marichalares...

Churru dijo...

Hoy, entre esto y lo de Alicia en el Pais de las Maravillas convertida en psicokiller... jo cómo están los cuentos!!

Merce dijo...

Pues a mi nunca me ha caído bien Cenicienta, y es que no soportaba yo eso de que no fuera capaz de dar un puñetazo en la mesa, y poner las cosas en su sitio.....hombre...

lamalgama dijo...

Joer, pobrecilla la muchacha, encima de que tiene que aguantar a las hermanas venís y le decís que está loca, no sé yo esto como le puede sentar a la pobre, dejadla que viva en su ilusión si es feliz, montándose en calabazas gigantes llevadas por caballos que antes eran ratones y vistiendo zapatitos de cristal. Además, si ella estaba mal, peor estaba el principito que se enamoró de ella. ¿Acabaría el país del cuento declarando finalmente la República ante los evidentes devaneos con las drogas y alucinaciones variadas de sus regentes?

ISOBEL dijo...

Eres genial, menudo enfoque...ahora me has llenado de dudas sobre la belleza, ¿cenicienta nos da pena por ser guapa...?

yunzapito dijo...

A mi siempre me ha caído bien y me siento muy identificado con su personaje (en febrero escribí algo sobre ello). De hecho desde que planteas este análisis psicológico me cae todavía mejor

LOLA GRACIA dijo...

ja,ja...el día de las calabazas ceni, se había tomado un tripi.
Mi madre dice también que es una cenicienta...lo que yo creo es que algunas personas no pueden vivir sin el melodrama...Ni tan princesas, ni tan esclavas.

Arwen dijo...

Pues me niego a que me desmontes el mito, ea, que me gusta la cenicienta y quien la quiera ver así, como tú dices, peor para él, hombre ya... ;P

Camino dijo...

Siempre me ha gustado este cuento, auque como he leído por hay, me daba mucha rabia que ni ella ni su padre, puesieran los puntos sobre las ies, pero ahora que te he leído lo veo más claro,....estaban medicandose, sería por eso.

Saludos

Landahlauts dijo...

Sé que a algunos les duele esta caída de los mitos infantiles pero... tenemos que asumir la realidad. Sólo así ayudaremos a la pobre Cenicienta...

Suntzu dijo...

Caray. Necesito algo de tiempo para asimilar esto...

luz de gas dijo...

Pues creo que la dejaré tal cuál. Algún mito ha de quedarse en su sitio.

madreselva dijo...

acá le encontraron los MISMOS signos (bipolar, compulsión a la compra, etc,) a una persona y acaba de asumir como presidente...no me asustes Land, qué dicen los médicos de Cenicienta, mejora, los familiares están bien?¿

Landahlauts dijo...

Luz:
Hay que moverle la silla a los mitos... que no se apoltronen.

Sunztu: Poquito a poco... es duro, lo sé.

Madreselva:
Lo bueno de la democracia es que a los cuatro o cinco años... puede ir fuera. Los reyes... son para siempre. Saludos.

JP dijo...

Los cuentos y los personajes .
En casi todos está la movilidad social.
Pero pobre cenicienta con todos sus males .
Yo al que le noto algo de homosexual es al ratón Mickey y nadie me cree.
pero ya verán como si.
tiempo al tiempo

MARY dijo...

Qué bueno... Tu como yo, por muy bonitos que pinten los cuentos, no nos engañan. Te invito a ver mis versiones.
SALUDOS!!!

Anónimo dijo...

Por Dios! Así no se leen los cuentos. Además, la Cenicienta no es un mito sino más bien un tópico. Por último, la Psicología no es una ciencia. Leed a Foucault. El tema de la Cenicienta teneis que buscarlo por medio de la Literatura y la Sociología, pues se trata de un momento de la sociedad en el que la familia, y según como se estilaba en aquellos tiempos, debía estar constituido por el padre, la madre y sus hijos. Y si uno de los progenitores moría, el sobreviente debía seguir siendo fiel y a cargo de sus hijos. Por eso el tópico de la madrasta mala. Es como el tema de la suegra. Hoy estos temas ya no son actuales. Gracias a Dios...