lunes, noviembre 26

Clorofobia gastronómica

Brócoli


En contra de lo que puede hacer suponer el título de este post, me gustan las verduras y las hortalizas. Las consumo habitualmente y, además, poco cocinadas ("al dente").

Sólo hay dos verduras con las que no puedo. Es más, si se extinguieran... casi que me alegraría. Son el brócoli y la col de Bruselas. Mi rechazo no tiene su origen en uno de esos traumas infantiles: "como no te comas todas las verduras... te va a caer una!!!". No, mi rechazo es adulto y libre de traumas. Pero visceral.

Es más, sería feliz si se dedicara al 100% la producción de ambas verduras a la obtención de biocombustibles.

¿Y tú?... ¿Qué tal te llevas con el mundo de las verduras?

Fotografía: Brócoli
Autor: Landahlauts


Tags Blogalaxia: - - - - -
Tags Technorati: - - - - -

21 comentarios:

sulaco dijo...

Yo no puedo con la lechuga. Y tampoco con las espinacas.

yunzapito dijo...

Yo me llevo muy bien con las verduras, de pequeño me daban mucha grima y apenas las comía.

Empecé a comer tomate y lechuga, por no estar quitándoselo al whopper. Años más tarde, lo que me da un poco de grima es la carne, y casi no la como.

Me gustan todas las verduras, lo único verde que me da mucho asquito, es el cilantro. No puedo con él.

quetemeto dijo...

la verdura es mi evoción, me encantan las ensalas de to tipo, pero hay una cosa con lo que no puedo, Me encantaria si en tu lista dedicasen tb el 100% de la produción para combustible a las habas y los guisantes, no pueo con etos 2.

Max dijo...

Así de repente no me acuerdo de ninguna que no me guste. Comería todos los días un perolo si no fuera tan jod*damente follonero hacerlas (las naturales, claro).

Y estas dos que odias, al dente me encantan ;·)

Merce dijo...

Mi relación con las verduras cuando niña, era absolutamente terrible, de dramón diario...ahora es bastante buena...excepto las acelgas...que no puedo con ellas, y las habas.

Como las preparan por aquí, a la plancha...de chuparse los dedos...

Landahlauts dijo...

Las habas ¿a la plancha?

Anónimo dijo...

Yo no puedo con el maiz, ahora le han dado por hecharlo en todo.

La cosina. Besos.

Más claro, agua dijo...

Si quieres ganarte un enemigo de por vida, invítame a habas... Qué asco! (y sí, es un trauma infantil...)

Churru dijo...

Pues me encantan todas las verduras excepto quizás la berenjena y las alcaparras. Incluso de pequeño, era la fascinación de las mamás que no conseguían que sus nenes comieran alcachofa, o coliflor. Lo que no sabían es que en cambio odiaba el pescado y el marisco. El pescado me gusta mucho ahora, el marisco, puajssss.

Merce dijo...

No, las habas de ninguna manera.
Lo que preparan por aquí, por Murcia, a la plancha es la verdura en general, las berenjenas, los calabacines, esparragos, alcachofas...y no te puedes imaginar que bueno....

Ah, el tomate lo odio...ni olerlo, ni frito ni crudo....aggggg

Landahlauts dijo...

¡¡Qué ricas esas verduras a la plancha!!
Y más a estas horas...

miguel dijo...

Esas dos que tú hablas no han entrado ni entrarán nunca por mi boca. ¿Que hay que probarlo todo? Pues que antes me entre por el ojo... Tampoco he probado cómo es la Duquesa de Alba en la cama...

Sin embargo, un buen pisto, unas berenjenas fritas... Si venís por Córdoba nos os perdáis las que ponen en la Taberna Salinas.

Saludos.

ana dijo...

Como todo el mundo sabe, el brécol es un híbrido entre dos verduras (la coliflor y "una cosa verde") creado por Cubby Broccoly y de esta manera pudo financiar películas de la saga de James Bond.
A mí es la única verdura que no me gusta. Las coles de bruselas sí, aunque no las entiendo. Eso sí, con mucha mayonesa.

Besines :P

yonosoyHillary dijo...

desde que me convertí en ovo-lacteo-vegetariano con licencia para comer pescado, las adoro, pero no te creas que es fácil, si comes fuera resulta complicado variar.

Mi trauma va con las legumbres, especialmete con las lentejas, que me trago sin masticar, como si fueran cucharadas de Dormidinas.

luz de gas dijo...

Las verduras todas, ahora; de pequeña, las odiaba. Cambios que hace una . Landa ,eso es que no las has probado en el punto adecuado; cómo tantas cosas.

Milagros Sánchez dijo...

Me quedo con esa última parte de tu entrada: "¿porqué no se dedica al 100% la producción de ambas verduras para la obtención de biocombustibles?"...
Y sobre tu animadversión al bocoli y a las coles de bruselas, totalmente coincido contigo. He sido vegetariana bastantes años, pero con esas verduras no me llevo nada bien, ni con las habas tampoco.
Saludos cordiales y ecológicos al 100%!!

Jordi Ruiz dijo...

ummmmmmmmmmm que rico!! con lo bueno que están las coles de bruselas y el brocoli!!! Aun me acuerdo de los capones de mi padre para comer todo aquello verde, al final termino gustándome.
Saludos

Rodavlas dijo...

Las verduras en mi dieta, como que no existen, simplemente por flojera... Soy más de pescado y carne, aunque me encanta un buen pixto, judías verdes y guisantes con huevo... mmm

Saludos'

Territorio Manolo dijo...

Estoy contigo, no soporto coles ni brócolis (ni coliflores, que son primas suyas), ni las habas crudas que os coméis en las cruces de Mayo. ¡Dios!, ¿cómo tenéis estómago para comeros eso?

Un saludo

Okzelui dijo...

Devoción absoluta a las ensaladas.
Me gustan las verduras y hortalizas , pero crudas, como se cogen del campo. Pocas me gustan herbidas o fritas.

Pero no puedo ni con la cebolla ni con los pimientos. Los detesto. Y en España está la cosa como par ano soportar la cebolla. Lo paso regular.

Algún día haré un post en mi blog sobre la ensalada que suelo hacer. Pa´mojá pan....triunfa siempre.

Arwen dijo...

Al brócoli y las coles de bruselas le añado la coliflor y todo lo que se le parezca, aunque por amor comí esta última mucho (el amor es ciego y sin gusto ja ja ja). Las acelgas me parecen comida de caballo y creo que ya está...