miércoles, octubre 10

Cadena de devoluciones

Libros prestados
Habent sua fata libelli Fotografía: Libros Prestados Autor: Landahlauts
Decía Menéndez y Pelayo que "Libro prestado,perdido o estropeado". Y no, no le faltaba razón (al menos en esa ocasión). Casi todos, supongo, hemos prestado en alguna ocasión un libro o un disco que jamás nos ha sido devuelto. Parecería que las hojas de los libros desprendieran algún extraño vapor que hace olvidar al que lo lee quién es su verdadero dueño. Yo, que soy persona de una memoria muy limitada, hubo un tiempo que llevaba una especie de registro con los libros y discos prestados. El planteamiento era bueno, lo malo fue que olvidé el lugar donde puse la lista... probablemente iba dentro de algún libro que presté. Por eso hoy traigo una idea que, en mi inmodestia, considero brillante. Consiste en que todos nosotros revisemos nuestras estanterías y busquemos los libros que nos han prestado y no hemos devuelto. Sí, queridos y queridas, los que nosotros no hemos devuelto. Ya está bien de ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el nuestro. Si todos hacemos esto conseguiremos que, pasado algún tiempo, nos sean devueltos aquellos libros que nosotros prestamos y hemos dado por perdidos. Algo parecido a lo que pasaba en la película Cadena de Favores, pero aplicado a los libros. Así que, empiezo yo con esta de catarsis de la apropiación. El libro que veis en la fotografía, La Sombra del Águila de Arturo Pérez-Reverte, no es mio. Hace más de 8 años que me fue generosamente prestado y, no lo he devuelto aún. Pero es que, además de no devolverlo, jamás lo he llegado a leer. Ocho años, se dice pronto. Me consta que la persona que me lo dejó es lector habitual de La Arbonaida, de esos lectores "silenciosos" que nunca comentan... pero aguantan estoicamente mis gilipolleces. Así que hoy, desde aquí, públicamente, admito mi fallo y me comprometo a devolverle su libro de modo inmediato. En mi descargo diré que Pérez-Reverte, aún gustándome como articulista, se me hace tremendamente aburrido en sus libros (de sus adaptaciones al cine... mejor ni hablo). Ahora es, vuestro turno: podéis quejaros de lo que perdisteis, pero... hurgad en vuestras estanterías, seguro que hay algo que nunca habéis devuelto.
Tags Blogalaxia: - - - - Tags Technorati: - - - -

34 comentarios:

sulaco dijo...

Yo nunca acepto libros prestados por eso mismo, prefiero comprarlos. De los que he perdido, sé de uno que no me habla que tiene mi trilogía del Señor de los Anillos, otro que tiene la Torre Oscura IV de Stephen King y algún libro más y una a la que espero le caiga el cielo encima y la aplaste como a una cucaracha que me robó Misery y me obligó a comprarlo de nuevo. Mi política actual es la de NO prestar en ninguna circunstancia. Si quiero que leas un libro y yo lo tengo, te lo regalo y así el libro se puede ir en libertad y sin más problemas.

Más claro, agua dijo...

A mí me pasa lo mismo que a sulaco. El único libro que no he devuelto es el de las Páginas Amarillas del año pasado...

deseada dijo...

la ropa y los libros no las prestos,es como dar parte de tu vida,y cosas que me prestan son devueltas al instante,suelo tener mucha memoria para esto.pero muy buen post y muy sincero por otra parte

cruzcampero dijo...

Discos no devueltos: 2, de Panchete... Pero el sabe que los perdió, lo asume y me lo perdona.
Yo he perdido muchos libros... Pero también tengo memoria de pez y ni recuerdo a quien le presto.
Como dice el cartel del bar que hay junto al trabajo:
Si doy a la ruina voy.
Si fío aventuro lo que es mío.
Si presto al pagar ponen mal gesto, y para evitarme esto ni doy, ni fio ni presto...
Un saludo!

Rodavlas dijo...

Se dice que hay tres cosas importantes que no debes prestar nunca..

Tu mujer.
Tu coche.
Tu pluma.

La mujer como que no se presta.
El coche si quieres lo presta, pero puede venir con un arañón, un esconchón, o roto roto.
Y finalmente la pluma.. debido a que todos escribimos distinto...

Pero creo que en esta lista falta los libros... Yo también he prestado libros y ahora ni me acuerdo de quien los tiene. Y de los que me acuerdo... me ponen pegas para devolvermelos.

Saludos...

Merce dijo...

Mi memoría es tan horrible, que no se de los que tengo en casa cuales son míos y cuales no, tampoco sé cuales he dejado...hace poco tiempo decidí poner el nombre en el libro, para que conste...sí, como cuando iba al cole...

A mi tampoco me gustan mucho las novelas de Reverte...pero la peor...El club Dumas, nasti de nasti...

Mae dijo...

ja ja ja. Pues si. A mi me ha pasado con CD. Tengo dos que no son mios pero perdí otros dos que presté a esa persona, Así que como ya no hay contacto, me los quedo. (aunque no los escuche)Y libros... me quedé con uno prestado, pro ya no lo puedo devolver. Era de mi abuela... Me lo quedo de recuerdo. Precisamente también era de Pérez Reverte. (imposible por cierto)pero le tengo mucho cariño...
en fin, que donde las dan las toman, pero mejor no prestes nada porque no lo vuelves a ver. jijiji.
besos.

Anónimo dijo...

Loa libros tiene su orgullo: cuando se prestan, no vuelven nunca.

La cosina. Besos.

Anónimo dijo...

Landa, yo tampoco puedo con este escritor.
Advertencia del autor.
La sombra del águila no es una novela, ni siquiera una novela breve. Se trata de un relato ligero e informal, escrito en vísperas de cubrir como reportero para TVE el conflicto de Bosnia, y destinado a publicarse exclusivamente como folletín por entregas en el suplemento de EL PAIS durante el verano de 1993. Pero, a menudo, el autor propone y los editores disponen. Que eso conste a su cuenta y en mi descargo.
A.P-R.

Quién avisa, no es traidor!!!

La cosina. Besos.

MM de planetamurciano.tk dijo...

Pos tengo ke decir ke no tengo NI UN LIBRO ke no sea mío. Y es ke pa mí los libros son como la memoria hecha objeto, y como sé lo ke jode ke no te los devuelvan, yo siempre he sido muy bueno.

Churru dijo...

Pues me parece buena idea, que yo no soporto cuando no me devuelven uno mío (tengo clavado en el corazón uno de Gaudí que no he vuelto a ver porque le perdí la pista al que se lo dejé). Oops, he encontrado uno que me prestaron de Cálculo de Ecuaciones Diferenciales. ¿Crees que el dueño echa de menos ese ladrillo? Seguro que sí.

Landahlauts dijo...

Me está dando la impresión de que soy el único con libros ajenos????

Churru: No duerme desde que no lo tiene, seguro.

Sintagma in Blue dijo...

Ejem, ejem...

Quien esté libre de pecado...

luz de gas dijo...

Después de prestar y perder muchos, decidí, cómo más arriba apuntan , regalar un ejemplar al que pide, y así seguir conservando los mios. Prefiero comprar lo que me atrae, no pedir.
Un post muy acertado , sobre todo en la propuesta final. Saludos Landa.

Halo dijo...

yo presto y devuelvo y además doy pero es una falta de respeto para mi muy fuerte no devolver y dejé mi cd de en el nombre del padre a una chica y no lo volvía a ver... mierda!!!!

Halo dijo...

y no voy a hablar de perez reverte ea... que sabes que me pongo tierna

Arwen dijo...

Pos lo siento, siempre he devuelto todos los libros que me han dejado. En cambio sí que he perdido alguno...

ana dijo...

Mis libros se dividen en tres: los que tengo, los que presté y recuerdo quién los tiene y los que presté y no recuerdo a quién. No tengo libros que no sean míos, sólo libros en depósito, a merced de una mudanza sibilina que alguien está llevando a cabo en mi casa y que me está obligando a reestructurar las estanterías...
De los deuvedeses ya ni hablamos, no? porque yo tengo que tener prestado el equivalente a la filmoteca nacional....
Besinos :)

Max dijo...

Tengo tres sin devolver.
Uno de ornitología de un Ex.
Dos de Astrología que se empeñaron en dejarme - no me gusta la Astrología - y la dueña salió de mi vida sin dejar rastro.

Y dejados sin vuelta, muchos más y todos dolorosos....

Mi costillo utiliza tu sistema de apuntes. También pierde la lista :P

Territorio Manolo dijo...

Pues conmigo lleva ya unos 7 años un libro que me prestó una ex, la misma que nunca me devolvió un libro mío. Es lo que se suele llamar empate técnico...

Dicen que para tener una buena biblioteca/discoteca no hay nada mejor que tener amigos con voluntad para prestar sus libros/discos... y con mala memoria para no recuperarlos

:-)

El buzón de mi casa dijo...

Tú, tus finas, educadas y torpes maneras de insultar... dudo que él se atreva a pedirte el libro, siquiera a admitir que te lo presto.

Algo me dice que aprendiste la lección aquella de “solo hay un tonto mas tonto que el que presta un disco ... quien lo devuelve”, algo me dice que no lo quieres devolver.

No te me enfades sabes que me encanta tus maneras hoscas, te hacen tan vulnerable, tan masculino.

Xao.


PD. Lo de “disco” bien pudiera intercambiarse por un libro, incluso por un periodiquillo. ;D

pau dijo...

Yo los intercambio. Me prestan uno y yo presto otro.
Debo tener buen ojo porque los amigos, cuando saben que nos vamos a encontrar me avisan...
-Tengo un libro que me gustaría que leyeras-
Y hala... otro que presto sin poder leer el que me dejan. No tengo tiempo.

Mrs. G dijo...

Y solo valen libros o CD's? porque yo tengo más cosas, desde ropa, bolsos, películas, joyas, en fin, que creo que soy medio cleptomana

JP dijo...

Hay dos cosas que me molestan .
Que me pidan el ordenador y los libros.
El coche lo presto , no me importa , pero ver a alguien sentado en mi ordenador como que no.
Libros ya no sé cuantos habré prestado y nunca me devolvieron .
Hace poco más de un año.
En un café , un compañero me lo pide .
- Lo leo y te lo devuelvo. Nunca más.

lamalgama dijo...

Pues me pasa como a ti Landah, hace unos 5 años me prestaron "El Perfume", lo empecé, lo dejé, y ahí sigue en la estantería muerto de risa. Prometo leérmelo algún día entero y devolvérselo al dueño... aunque tengan que pasar 20 años pardiez!!!

Jorge S. King dijo...

Eeehhh!! maestro, eso si que es tener coraje.
Porque hay que tener coraje para admitir públicamente que te has quedado con un libro ajeno y que no lo has leído. La verdad amigo, linda lección nos has dado. Te felicito de corazón. Cuando me toque voy a seguir tu ejemplo.

kopiberto dijo...

Pues yo soy de los que suele devoñer los libros y los cds,y, aunque hacía demasiado tiempo que no presto libros, he vuelto a pecar. Ahora mismo tengo prestados libros a mi novia, a un amigote mio, y ami prima, que seguro me devolveran. Solo me falta un libro en la estnantería que le dejé a algún compañero el primer año de carrera y aun no me fue devuelto.

Por mi parte, libros tengo dos que me prestaron bibliotecas distintas, y que ya son de mi propiedad. Y un cd de Def Con Dos que la verdad ahora mismo ni recuerdo quien fue el/la tiotular original del mismo.

Un saludito.

yunzapito dijo...

Yo suelo regalar los libros cuando me los he leído, intento comprar solamente ediciones baratas para que no me duela tanto deshacerme de ellos.

Sobre P. Reverte... me hace gracia que alguien lo reconozca públicamente, que sus libros le parecen aburridos. Yo he intentado leerme un par de novelas suyas y me parecieron infumables.

ersinpapeles dijo...

Si no fuera porque puedo romper tu cátedra de impertinente figurado les diría a quienes te leen que ese look desabrido, que usas, rezuma muchas veces generosidad. Y que como detalle, aunque no sea muy generoso por mi parte, ya te dije hace ocho años que era un regalo. ¡Llevo ocho años sin saber regalarte un libro! ¡é difísil! ¡é difisil!
Un abrazo.

Piel de letras dijo...

Ok... lo acepto, no he devuelto un libro de Horacio Quiroga intitulado: CUENTOS DE LOCURA, DE AMOR Y DE MUERTE, lo tengo desde hace mucho, pero mucho tiempo. Es de mi hermana, pero lo quiero como si fuera mío.
Dudo devolverlo, pero reconozco la propiedad de ella.

Puedo regalarle otro ejemplar a cambio... ¿eso vale para exonerarme?

Landahlauts dijo...

¿Generosidad? ¿generosidad? ¿yo?

Me parece que se equivoca, Joven.

Gracias, Ersinpapeles, te llamaré...
Un abrazo.

:)

Landahlauts dijo...

Creo que puede valer, Piel de Letras.

:)

Bienvenido/a

La hermana de... dijo...

Hola, ya se que de esto ya hace un tiempo, pero yo lo leí hace unos días y he estado dándole vueltas, porque precisamente desde hace esos mismos días, estoy percibiendo una serie de cosas que me dan penita (cosas que siempre han estado ahí, otras que no, pero que por alguna razón que desconozco, ahora se me hacen más visibles y me producen ese sentimiento.

Y sí, me da pena, que la mayoría de la gente piense que es un error prestar libros u otras cosas, cuando además, seguro que si una mano invisible cogiera uno de nuestros libros, ni lo echariamos de menos, porque no creo q nadie revise a diario sus estanterias.

Lo de comprar libros para otros, en vez de prestar, puede que suene muy bonito y que lo del capitalismo y el consumismo esté muy trillado, pero...

Tengo en casa libros que me prestaron, algunos que devolveré o otros que no, por razones que no voy a explicar porque ya me estoy alargando demasiado. He prestado libros y algunos no me los devolvieron. Seguiré prestando libros.

Perdón por la extensión del comentario

Landahlauts dijo...

Yo ya los he devuelto todos los que no eran míos. La verdad es que me angustia un poco tener alguno que no lo sea.

No te extiendes demasiado. Bienvenida!