domingo, septiembre 2

Desnuda eres...


Fotografía: Desnuda 
Autor: Landahlauts

Soneto XXVII

Desnuda eres tan simple como una de tus manos,
lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente,
tienes líneas de luna, caminos de manzana,
desnuda eres delgada como el trigo desnudo.

Desnuda eres azul como la noche en Cuba,
tienes enredaderas y estrellas en el pelo,
desnuda eres enorme y amarilla
como el verano en una iglesia de oro.

Desnuda eres pequeña como una de tus uñas,
curva, sutil, rosada hasta que nace el día
y te metes en el subterráneo del mundo

como en un largo túnel de trajes y trabajos:
tu claridad se apaga, se viste, se deshoja
y otra vez vuelve a ser una mano desnuda.

 De "Cien Sonetos de Amor" 
(1959) de Pablo Neruda

Morning XXVII
Naked, you are simple as one of your hands,
smooth, earthy, small, transparent, round:
you have moon-lines, apple-pathways:
naked, you are slender as a naked grain of wheat.

Naked, you are blue as a night in Cuba;
you have vines and stars in your hair;
naked you are spacious and yellow
as summer in a golden church.

Naked, you are tiny as one of your nails -
curved, subtle, rosy, till the day is born
and you withdraw to the underground world,

as if down a long tunnel of clothing and of chores:
your clear light dims, gets dressed - drops its leaves -
and becomes a naked hand again.

  Extract from: "Cien Sonetos de Amor" (1959)

7 comentarios:

luz de gas dijo...

Hola. Preciosa imagen, muy bella ,(buen ejercicio para el cuello). La poesía, una auténtica gozada, una tarde de domingo estival. Saludos

LOLA GRACIA dijo...

qué romántico te encuentro :)

Merce dijo...

Preciosa foto...

Suntzu dijo...

Hermosa imagen y hermosísimas palabras. Qué bueno eres combinando, Landa. Hacía tiempo que no lo leía. Me has recordado que tengo que volver a echarle un vistazo.

Halo dijo...

QUE BONITO TODO!!!!

Arwen dijo...

Muy bonito, pero eso ya lo sabes. Me encanta, dan ganas de ser ella...

Landahlauts dijo...

El día que no sea romántico... me dedicaré a leer recetas de cocina y a esperar la muerte...