martes, julio 17

Miedos

Título: Olive Python - Liasis Olivaceus Autor: Landahlauts
Miedo (Del lat. metus). 1. m. Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario. 2. m. Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea. (DRAE)
La otra noche descubrí que mi hija, antes de acostarse, miraba debajo de la cama. Decía que quería comprobar "que no había ningún monstruo". Viéndola recordé que, hace años, muchos años... yo también miraba debajo de la cama. También tenía temores de que algo o alguien se escondiera allí y esperara agazapado a que me venciera el sueño para llevarme lejos. Yo también comprobaba, antes de meterme en la cama, que no había nada debajo de ella. Y recordé aquellas noches de verano en que dormía tapado hasta arriba, sudando, pensando en que la blanca sábana de algodón era suficiente para aislarme de todos los peligros que me acechaban. E, inexplicablemente, sentí cierta nostalgia de un tiempo en que me aterrorizaban los monstruos imaginarios. Hoy, adulto y descreído, nada me aterra, nada me da miedo. Nada me hace mirar debajo de la cama... y no sé que es mejor...
Y tú, ¿sigues mirando debajo de la cama antes de acostarte? Tags Blogalaxia: Tags Technorati:

12 comentarios:

Merce dijo...

Yo no miro debajo de la cama, no vaya a ser que me encuentre algún peluson, y esos si que me dan miedo, mejor dicho pánico...

El Churruán dijo...

Ya no miro debajo, pero a veces cierro la puerta del dormitorio, sobre todo si he visto a Friker Jiménez antes de dormir jajaja. Y también era de los críos que se reobozaba en la sábana, como tú jajaja. Qué recuerdos.

Sintagma in Blue dijo...

No apagues la luzzzzz

cruzcampero dijo...

Bueno, no miro debajo de la cama, pero procuro no sacar los brazos, me siento inseguro si saco el brazo de la cama...
También miraba debajo de la cama y tapaba por norma el sumidero de la bañera cuando me duchaba por si salía algo de ahí ( de esto no hace mucho...).

Arwen dijo...

Yo sigo teniendo que dormir con alguna parte de mi cuerpo tapada, aunque sea la punta del pie, para sentirme segura.
Y no miraba debajo de la cama porque no me atrevía.
Pero sigo teniendo miedos: a lo que hay en el agua y no lo sé (hasta en la piscina me angustio, con el agua transparente y todo); a ciertos rincones oscuros, a sentir miradas en la soledad de mi casa...

Suntzu dijo...

Yo tenía pesadillas recurrentes con vampiros. Y muy desagradables, por cierto. Me aterrorizaba lo que se pudiera esconder bajo la cama. Hoy en día, no me duermo si alguna parte de mi cuerpo rebasa los límites de mi colchón.Ay...

Jorge S. King dijo...

El último verano fui invitado a una estancia ganadera en el Chaco Paraguayo, a unos cuantos kilómetros al norte del trópico. En la región abundan las víboras y siempre hay que andar con algo de cuidado.
En esa estancia, la primera vez que fui, unos cuantos años atrás, el dueño me sugirió que durante las noches mire bajo el catre con la linterna antes de ir al baño.
En la última oportunidad que fui, una noche me olvidé de llevar al cuarto la linterna, cerca de la madrugada me dio ganas de ir al baño, al darme cuenta de mi olvido en medio de la oscuridad, no me animé a bajar mis pies sino hasta que aclaró lo suficiente como para ver debajo del catre.
Jamás había aguantando tanto tiempo.
Miedo, no creo. Los campesinos tenemos un dicho, "a seguro no lo han llevado preso".
Saludos Santiagueños.

Max dijo...

Pocas cosas hay tan inhabilitantes cuando no se controlan.

aitb dijo...

lol... ya no... :)

beijos :)

Mari Carmen dijo...

Creo que eso lo hemos hecho todos, cuando éramos pequeños. Yo también lo hacía, supongo que haciéndome eco de lo que hacía mi madre. Yo la veía y la imitaba. Hoy ya no miro debajo de la cama, pero sí doy un repaso a toda la casa, antes de irme a dormir, sobre todo para que no se dejen las luces encendidas... :)

Un abrazo

Xufi dijo...

Esta noche seguro que miraré debajo de la cama aggggh que no hay cosa que me de mas asco y miedo que las serpientes, esgarrifador.

Halo dijo...

es una pena pero no....