viernes, mayo 11

Salida de Emergencia

"Me hacía falta un momento de tranquilidad para recomponer mis pensamientos, obrar con lógica y volver a colocar el mundo en una perspectiva racional. [...] Entonces comencé a pensar otra cosa: ¡cómo se te ocurre matarte!¡no te parece una estupidez! Incluso aunque lo peor sea cierto, ¿qué pasa si no existe Dios y nosotros sólo vivimos una vez y se acabó?¿No te interesa? ¿No te interesa esa experiencia? Entonces me dije: ¡qué diablos! No todo es malo. Y pensé para mis adentros: ¿por qué no dejo de destrozar mi vida buscando respuestas que jamás voy a encontrar y me dedico a disfrutarla mientras dure? Y después, después ¡quién sabe! Quiero decir: quizá existe algo, nadie lo sabe seguro. Ya sé que la palabra quizá es un perchero muy débil en el que colgar toda una vida, pero es lo único que tenemos. Luego me acomodé en la butaca y realmente empecé a pasarlo bien"
De la película: Hannah y sus Hermanas, 1986 Dirigida por Woody Allen Tags:

6 comentarios:

elbuenaviador dijo...

Me ha gustado mucho la frase. Hay que vivir hasta que dejemos de hacerlo natural o accidentalmente.

¿Y si luego no hay nada después de la muerte? ¡¡Qué gran frase!! Especialmente porque muchas personas que se suicidan lo hacen para buscar un poco de paz, paz que no encuentran en vida.

Supongo que sucede cuando lo que tienes alrededor no te interesa especialmente o no le encuentras sentido.

Saludos y viva Woody

salidademergencia dijo...

No sé si darme por aludido.

Alba y Alvaro dijo...

Allen es un filósofo metido a cineasta.

Un saludo.

El Churruán dijo...

Me encanta Woody Allen. La frase que pones debería ser de obligada lectura.
PS: ese graffiti lo he visto yo en algún lado, seguro seguro.

Landahlauts dijo...

Claro, Churrúan. Está en la calle que va Mesones desde Bib-Rambla (creo que es Arco de las Orejas)... bajando por donde está Pinillas.

:)

El Churruán dijo...

ya decía yo jajajajaja