miércoles, mayo 9

Insomnium



¿Qué hora es? Nadie lo sabe.
Las horas cuelgan del techo, pero no puedo cogerlas.
Mando mis ojos abiertos,
y vuelven mudos mis ojos a sus órbitas de miedo.
Pasa un grito por la calle; pasa después un silencio,
y un silencio más, y otro,
y pasan muchos silencios…


“Romance del insomnio” (fragmento)
Autor: Nicolás Guillén (1902-1989)
Poeta Cubano

Tags:

6 comentarios:

Halo dijo...

pues eso debo de tener yo, un romance o un affair con el insomnio... pero que no soy la unica no landa????

luz de gas dijo...

Hola. Quería corregir algo, no fue este pasado domingo; es el próximo. Suerte. Saludos

Landahlauts dijo...

Luz de Gas:

Estuve con la banderola y la gorra esperando... pero nada.
Aunque algo imaginaba, viendo que no había habido noticias de los entrenamientos.

Suerte para todos

Halo:
No, no te creas. Yo duermo poco pero por gusto. Pero cuando me echo a la cama... como un niño, vaya. No me cambio ni de postura: amanezco como me acosté.

Alvaro dijo...

A veces, lo que yo soy es uno de esos silencios que pasan...

Un saludo

yunzapito dijo...

Me gustaría tener insomnio. Duermo demasiado, en cualquier lugar, en cualquier postura, empiezo a pensar que quizá tenga conatos de narcolepsia.

LOLA GRACIA dijo...

Eso de los ojos fuera de las órbitas...a veces lo entiendo muy bien