martes, abril 17

Derecho constitucional






"In Rifle We Trust"


+Info: El País - 20Minutos - The New York Times

Tags:

9 comentarios:

Halo dijo...

el hombre se un lobo para el hombre no??? y para el planeta ... somos la peor plaga para todo...

Alba y Alvaro dijo...

Confiaran tanto porque están ciegos.

Saludos

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Estamos todos los blogs con el mismo tema; hasta El País nos dedica un artículo, que dice que es el tema del día en el Universo Blog. Un abrazo, chiquillo.

cruzcampero dijo...

Lo que me extraña es que estas cosas pasen tan pocas veces.

Markitos dijo...

Hay que enteder que se tienen que defender de la reina de inglaterra, como dice su caduca constitución.

Merce dijo...

El problema es que cualquier loco en América puede comprar un arma. Aunque supongo que también es posible que cualquiera con un arma en la mano, en un momento dado se pueda volver loco.

Apus dijo...

jajajaj, todos no! yo no he puesto nada ni pienso. Estoy muy insensible a los ataques de norteamericanos que se vuelven locos.

Mientras sigan libres los locos esos de la organización de armas.

Mari Carmen dijo...

Esta mañana comentaban el tema los becarios, y se les veía muy perplejos. Yo le dije que a mi no me extrañaba nada. Que lo que me extraña es que no sucedan a diario. Tuve un conocido, de Kansas, que tenía un arsenal en casa (tenía al menos 15 rifles). De modo que si esto es así en casi cada familia norteamericana, ¿por qué se muestran tan perplejos cuando suceden estas matanzas?
Lo que está claro es que a los gobiernos les importa mucho más lo que sacan con las armas y un carajo lo que les suceda a sus ciudadanos.

Saludines :)

Okzelui dijo...

No podría vivir sabiendo que en cada casa hay armas....me imagino a los niñatos de aquí, que son capaces de pelearse por un puto cigarro, teniendo armas en casa...se me ponen los pelos de punta.


Desde Texas ya han propuesto uan solución: Permitir que los alumnos lleven armas en la universidad, así cuando apareza otro loco, lo maten rápido. El lejano oeste. Acojonante.