jueves, marzo 1

Vergüenza



Vergüenza es lo que siento por lo sucedido ayer en el Estadio Ruiz de Lopera (otrora "Benito Villamarín").

Vergüenza por que un descerebrado descargue sus frustraciones arrojándole cosas a un señor que, al fin y al cabo, lo único que está haciendo es su trabajo.

Vergüenza de las directivas de ambos clubes, que han estado "calentando" el ambiente durante semanas.

Vergüenza porque además, sucedió entre dos equipos andaluces, y en el Día de Andalucía.

Vergüenza porque además, pasara en el Estadio del Betis. Un equipo por el que, desde mi poca o nula atracción por el fútbol, siento bastante simpatía.

Vergüenza ante que una actividad, que se supone lúdica y que debe de servir para ocuparnos momentos de ocio y relax, se transforme en un foco de violencia.

Eso siento desde ayer.


Tags:

8 comentarios:

luz de gas dijo...

Hola; de acuerdo en todo. Los directivos debían haber frenado ésto, y lo han aumentado; no deberían dedicarse a ésto, no son válidos. Fomentar estas cosas es condenable, realmente da verguenza verlo, tanto anoche, cómo en tantos "eventos deportivos". Lamentable. Saludos

Alvaro dijo...

Pero no solo a ti, sino a todos los que nos gusta mas o menos el futbol. A estos cabestros hay que echarlos de los campos, y si es posible, de las calles, eso si, mediante la ley.

Y que luego digan que el burro se extingue.

Saludos

Más claro, agua dijo...

Lopera se libró de ir a la cárcel por un arreglo bajo cuerda con Hacienda...

Del Nido es el abogado (¿sólo el abogado?) de Julián "Malayo" Muñoz y se rumorea que también podría acompañar a su defendido...

Con estos mimbres ¿qué cestos quieres, amigo Landa?

salidademergencia dijo...

Buffff

Penoso el espectáculo.

Feliz Día de Andalucía. Con retraso

Anónimo dijo...

Desgraciada y objetivamente en estos días de final de siglo, la eterna rivalidad entre el Sevilla y el Betis, el Betis y el Sevilla, ha llegado, esta llegado y puede llegar a unas cotas preocupantes.
Esa rivalidad debe ser siempre causa de enfrentamiento dialéctico, con gracia y con arte, motivo de tertulias o charlas de amigos. Jamas objeto de violencia tanto por acción como por omisión , o violencia de pensamiento , palabra u obra.,pues de lo contrario todo pierde su sentido, y ya saben lo que decía Edmundo D´Amichi, - "el odio destroza el cerebro y corroe el corazón" .-

Desgraciadamente y para vergüenza del ser humano estamos despidiendo el siglo casi como lo empezamos, entre bombas, guerras y refugiados, para que ahora por una pelotita tambien queramos una violencia latente entre familiares amigos deudos o afectos .


La cosina. Besos.

Jorge dijo...

Que cosa seria la violencia en los deportes. Para mi es inentendible. Me felicito de no ir más a los estadios, prefiero verlo por TV y hasta no verlo cuando se ponen en bestias. ¿que será lo que les pasa a esa gente?.

Anónimo dijo...

Vergüenza...pues sí..vergüenza.Eso es lo que muchos sentimos hoy tras el penoso espectaculo que tuvimos la "suerte" de presenciar ayer.Vergüenza por ser precisamente ayer.Vergüenza por producirse en Sevilla,en Andaluc
ía.Vergüenza por declararme desde hace muchos años betico.Vergüenza.
Y ante esto,qué?
Los señores dirigentes de estos clubes "deportivos",¿se iran de rositas?.
La aficiones de estos clubes "deportivos,¿seguiran dejandose influenciar por los miraveydiles que hoy rigen nuestra sociedad?
Y los políticos,¿no haran nada al respecto?(ah,ateniendonos a que estamos a casi 2 meses de futuras elecciones....la verdad no espero mucho de ellos)
Pues una de dos o cortamos esto de raiz o estaremos donde siempre hemos estado...Mientras otros cabalgan,nosotros no hemos todavía ni ido a comprar la silla del caballo.
un saludo y no os conformeis con esta imagen de la sociedad.

er brother

Gordito Relleno dijo...

Mientras haya esa gentuza en los cargos deportivos y esos medios de comunicación dándoles pábulo, así nos lucirá el pelo.

(Y lo del busto de Lopera es ya como surrealista, como de decir:eso no puede estar pasando en serio...)