miércoles, febrero 28

Las Monjas Fugitivas


Un convento de monjas ortodoxas griegas se ha visto envuelto en un hecho poco habitual.

Resulta que las monjitas decidieron diversificar las fuentes de financiación del convento, para no depender exclusivamente de la caridad. Se ve que animadas por los resultados de Zara, se les ocurrió dedicarse a la confección de ropa. Para ello y, llevadas por su espíritu empresarial (que no por el Espiritu Santo) se marcharon a visitar algunas ciudades de Europa con la finalidad de aprender en empresas del sector.

Seguidamente adquirieron y montaron en los monasterios de Kirykos e Ioulittis unas maquinarias de última tecnología para fabricar tejidos. Su producción era vendida a 25 tiendas de toda Grecia.

Sin embargo, en un momento dado, saltó el escándalo: tenían una deuda de más de un millón de euros y habían solicitado unos préstamos de modo fraudulento.

¿Qué solución se les ocurrió a las monjitas?

Escapar. Las monjitas han huido de su convento y se encuentran en paradero desconocido.

Ahora, el sínodo de la Iglesia de Grecia anda buscando el dinero con que hacer frente a la deuda y, a las monjas, y no creo que sea para darles la absolución...

Noticia leída en BBC Mundo

Tags:

4 comentarios:

kasposa dijo...

Si los curas y las monjas supieran...

Alvaro dijo...

jeje. Joder con las monjitas. Que hubieran rezado, coño.

Saludos, andaluz

sabbat dijo...

Me ha encantado leer este artículo.
Yo estudié con monjitas. Y buenas eran :)

Un saludo. Te dejo un voto al salir

Xufi dijo...

Jajaja que bueno. Si esto hubiese pasado en otra época en la hogera jajaja.