miércoles, febrero 14

A la guarde

Durante muchos años, demasiados, todo aquello que supusiera un avance o una mejora en cuanto a calidad de vida sucedía antes en países más desarrollados. Y me refiero más desarrollados, no sólo en cuanto a nivel de vida, también en cuanto a las prestaciones que fueran capaces de dar a sus ciudadanos. Leí ayer en La Vanguardia:

"Un nuevo fenómeno se expande por Austria: las "guarderías" masculinas, donde los hombres pasan la tarde entre videoconsolas, revistas -incluida Playboy-, juegos diversos y cómics, mientras sus esposas se dedican a ir de compras. La iniciativa surgió como un experimento el pasado diciembre en la ciudad de Salzburgo y pretendía ofrecer un refugio a los hombres que se aburrían de acompañar a sus parejas durante las compras navideñas. Unas fiestas relajadas y el placer de comprar sin ser molestadas por un acompañante gruñón eran algunas de las ventajas prometidas a las mujeres que "entregasen" a su pareja en el centro, donde sería "atendido y vigilado" de la mejor forma posible hasta que pasasen a recogerlo. La oferta de entretenimiento para los esposos incluía un gran abanico de bebidas, juegos de golf virtuales, videojuegos, revistas de automovilismo, diarios y semanarios masculinos."

Ya está... otra vez nos han tomado la delantera... otra vez han demostrado más sensibilidad social... Aunque aquí tenemos algo muy parecido: los bares. A ellos te puedes ir cada vez que te apetece desengancharte de "la santa" y estar un rato a tu aire. Lo malo de los bares es que tienen poca diversión y algún desagradable efecto secundario. Poca diversión porque, o bebes mientras charlas con un tipo aburrido, o ves el fútbol rodeado de energúmenos que chillan cada vez que falla su equipo. Y, desagradables efectos secundarios, porque este hábito tan mediterráneo de pasar un rato en el bar, puede desembocar en alcoholismo y... en algunos casos extremos, en cirrosis. Yo, personalmente, prefiero la guardería, que me atiendan y me vigilen como Dios manda. Y si hay ADSL... pues ya la hostia.

16 comentarios:

Más claro, agua dijo...

¿Bebidas? ¿videoconsolas? ¿Playboy?... Eso lo tiene cualquiera en su propia casa. La 'guarde' tiene que tener algo más para que nos animemos a ir... ¿Cómo se llama la baby-sitter? ¿Pamela Anderson?

salidademergencia dijo...

Cualquier cosa mejor que estar comprando trapitos con la señora. Aunque no esté Pamela.

Scemo di legno dijo...

Tu, teniendo ADSL, cualquier cosa.

Halo dijo...

mi hermano sería feliz pero es que seguro que en la clase de su hija sería igual de feliz te lo digo yo....

mi despertar dijo...

muy interesante tu blog


volveré

Una maruja en internet dijo...

Hay más opciones, quedarse en casita, limpiando, poniendo lavadoras, planchando, haciendo la comida,...el abanico es muy amplio:).
Aunque yo si pudiera elegir me iría de bares mientras mi "santo" hace las compras, no le tengo miedo a la cirrosis :).

Baldanders dijo...

¡Eso baby-sitter! Aquí más que guardería lo llamaríamos "guarrerida" (en honor a Chiquito)

mireias32 dijo...

Jajajaa qué fuerte. Con lo fácil que es quedar con una amiga para ir de tiendas y dejar al marido en casa, en el bar o en el gimnasio con los amigos...

Besos y más:)

Alba dijo...

Pues va a ser que el día que no se quiera venir de compras (y no es que a mi me chiflen, la verdad), no hace falta que se venga. Y en casa tiene Playstation, revistas (playboy incluidas), juegos diversos cómics y... ADSL. No hay que obligar a nadie. Me da a mi que lo que pasa en Austria es que los hogares no están muy equipados.

Besos desde el agua.

cruzcampero dijo...

Pero como un granaíno puede decir semejante cosa de los bares por amor de Dios...
Me has dejao tiritando, con lo que son los bares de graná, si los conoceré yo...

LOLA GRACIA dijo...

Ja, ya ya os veo a todos juntitos en amor y compaña..Sí, sí, con baby sitter y todo como en "Ana y los siete", aunque claro, ella va a piñón por los bollicaos. Un saludo

Bahtian dijo...

Has probao en los bares esos que tienen lucecitas de colores en la puerta?

Landahlauts dijo...

Ya me has cortado el rollo, Lola, si me dices que la baby-sitter va a ser la casi-boba de la Obregón....

Cruzcampero: Es que yo no soy muy de bares.

Bahtian: Pues, no, yo es que soy de poco beber... ¿me los recomiendas??

Silvia dijo...

La "casi boba" de la Obregón dice... Complaciente te veo. :-P
Hasta el momento veo claro el posible paraiso de algunos hombres, o sea, lo que podría ser una guardería masculina. Vale. Pero ahora lanzo una pregunta... Que ingredientes pensais que tendría una guardería femenina? Hablo en plural por si, aparte de tí, se le ocurre a algún masculino singular entrar al trapo. Mañana entro a ver cómo andáis de ¿valentía? ¿imaginación? ¿conocimiento del otro lado? Je.

Landahlauts dijo...

Ufff, no sé, Silvia. Vosotras sois tan complejas.
Nosotros con un par de cositas o tres... somos felices.

Vosotras no. Ten en cuenta que, si hacemos caso a la Biblia, sois un escalón evolutivo superior. Y no sois tan simples.

salidademergencia dijo...

Bueno, si seguimos con los tópicos de que el hombre es videoconsola y playboy, para la mujer: el programa de anarosaquintana y la revista semana. Y, sonando de fondo la música de luismiguel.