viernes, febrero 9

I want to believe


Recuerdo que hace años era frecuente el avistamiento de ovnis, había incluso reuniones nocturnas de personas que escudriñaban el cielo en busca de "platillos volantes". Había programas en radio, alguno en televisón (Más Allá... con Jiménez del Oso), artículos en prensa, revistas especializadas...

Hoy en día parece ser que ya nadie ve ovnis. Nos hemos vuelto tan descreídos, tan autosuficientes, estamos tan de vuelta de todo que, o nadie mira ya el cielo, o nadie ve ya objetos extraños por encima de sus cabezas.

Por eso, cuando hoy en leído en El País que el ejército chileno ha revelado varios avistamientos de ovnis... he pensado que quizás si quede aún gente capaz de creer en que hay algo por encima de sus cabezas. Aunque sean platillos volantes.

10 comentarios:

salidademergencia dijo...

Está el programa ese de la Cuatro.

Kasposa. dijo...

Kasposa es una descreida. No cree en estas payasass.

Iker Jiménez, salidadeemergencia.

marisabel dijo...

La prueba irrefutable de que existe vida inteligente en el espacio es que nunca han intentado contactar con nosotros, ja,ja,ja...
Hay tantos objetos no identificados volando sobre nuestras cabezas que ya no es noticia!

Markitos dijo...

Marcianos hay en todos lados. Y Fantasmas.

Alba y Alvaro dijo...

Nosotros si que creemos, que para eso nos estamos revisando todos los capítulos de Star Trek, jeje. Además, a veces es mucho mejor mirar para arriba que no alrededor, por aquello de evitar el vómito.

Un saludo desde el agua

Jorge dijo...

En el año 1983, por el mes de junio, fui testigo de un avistamiento de un objeto volador luminoso muy impresionante.
Estábamos al este (22 km. aprox.)de una localidad llamada Toba, que está en la línea ferrea que une Quimlí con Añatuya (Santiago del Estero, Argentina). El área era en ese tiempo muy despoblada; y está al borde de un conjunto de lagunas saladas.
Una noche apareció un objeto volador muy luminoso, se nos aproximó a una altura (estimada) de 100 metros hasta unos 300 metros de nosotros. El objeto no emitía ningún sonido. Realizó un estático durante unos pocos minutos y luego ascendió el un ángulo de unos 70 u 80 grados a una velocidad increíble, casi como un asteroide pero para arriba, y reitero absolutamente silencioso.
No supimos nunca que fue, pero desde entonces a mi me cuesta creer que el vehículo fuese terrestre.
Todos los que estábamos quedamos perplejos, y seguramente los demás mantienen el recuerdo del suceso como yo.

madreselva dijo...

a mí también me sucedió, de ver una mañana, no tenía nadie a quién contárselo, ni cámara para conservar la imagen, ni quién se interese, era demasiado temprano, sólo recuerdo la necesidad de contarlo, compartirlo. Con el tiempo supe que se trataba de los del tipo "cigarros". Hoy conservo esa imagen, con la misma nitidez, y han pasado más de 20 años. Y de verdad no tuve ninguna intención de comentarlo en los medios. Es decir, que sucede, doy fe. De lo que sospecho, es de aquello que se hace público. Y no soy de las que "si no lo veo no lo creo", para nada, sólo que le encuentro una intencionalidad agregada, que no alcanzo a dilucidad.
Y allí adhiero a la decadencia de la credibilidad.

Sintagma in Blue dijo...

A veces esos temas también sirven para centrar la atención en otras noticias.

Landahlauts dijo...

Jorge y Madreselva: desgraciadamente yo no tengo nada de eso que contar. Jamás vi nada parecido. Una suerte haberlo vivido.

Marta Salazar dijo...

por favor, los OVNIS existen! todos los chilenos sabemos que no es mentira! fíjate, la mayoría de los avistamientos de OVNIS en el mundo, han tenido lugar en Chile.

Lamentablemente, nunca vi uno; pero sí mi papá y dos de mis mejores amigos,

ja ja