martes, enero 9

Predicando con el ejemplo.


El pasado cinco de enero hubo una manifestación ante la Administración Central, en el Ministerio de Industria en Madrid, para protestar ante la política energética del gobierno del Estado.
Los manifestantes, y cualquier ciudadano que pasara por allí pudo encontrar, en aquel momento, diez ventanas abiertas. Hablamos de enero y de unos tres grados de temperatura en el exterior. Y ello a pesar de que el Plan energético de ahorro del gobierno del Estado incluye como un punto clave las medidas de ahorro ejemplares de las administraciones públicas.
Vía: Ecologistas en Acción de Andalucía.

9 comentarios:

salidadeemergencia dijo...

Estos estúpidos edificios "inteligentes" que tenemos que soportar algunos, a veces sólo tienen de inteligente el nombre. No culpes a los que curran allí, no siempre tienen la culpa.

Alvaro dijo...

En casa del herrero....

Un abrazo

Alba dijo...

...cuchara de palo.

Besos

aitb dijo...

pff.. lo mismo ocurre en portugal... en muchas otras cosas, claro.

beijos

:)

LOLA GRACIA dijo...

estarían cocíos los pobres ahí dentro

Landahlauts dijo...

Sí que puede que tenga algo que ver lo mal que se programan los aires acondicionados la calefacción en esos "edificios inteligentes" pero... creo que como todo, se podrá arreglar, ¿no?

Alvaro y Alba:
Qué compenetración tenéis. :)

Aitb:
Mal asunto parecerse en lo malo. :)

Lola y SDE:
Se os ve una postura un poco distinta... sospecho que "sufrís" jornadas de trabajo en "edificios inteligentes" como estos.

aitb dijo...

si... pero quisaz tanbien hay semejanças en lo bueno! :) perdona my castellano.. cada vez peor.. hahaha..

besos

Scemo di legno dijo...

Demasiado calor en alguno para que un funcionario inútil se caliente los webos.

Markitos dijo...

Je je, esto se llama "estar en todo".