miércoles, enero 24

Platero y yo.



"Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.

Lo dejo suelto y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas... Lo llamo dulcemente: "¿Platero?", y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal...

Come cuanto le doy. Le gustan las naranjas mandarinas, las uvas moscateles, todas de ámbar; los higos morados, con su cristalina gotita de miel...

Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña...; pero fuerte y seco por dentro, como de piedra... Cuando paso sobre él, los domingos, por las últimas callejas del pueblo, los hombres del campo, vestidos de limpio y despaciosos, se quedan mirándolo:

— Tiene acero...

Tiene acero. Acero y plata de luna, al mismo tiempo."


Juan Ramón Jiménez(1881-1959)
Poeta Andaluz, de Huelva
Premio Nobel de Literatura 1956

7 comentarios:

salidademergencia dijo...

Pues a mi "Platero y Yo" no me gusta. Lo veo demasiado "infantil". Sé que puede parecer una bobada, más teniendo en cuenta que me gusta "El Principito", por ejemplo. Pero no me gusta.

Baldanders dijo...

Toda esta primera página me la sabía de memoria. Gracias Landah. Me trajo buenos recuerdos.

LOLA GRACIA dijo...

Y a mí que Juan Ramón nunca me ha hecho tilín...!!
Te voté Landah.Desde aquí recuerdo a todos los lectores de La Arbonaida que se puede votar tooodos los días. Es más, es lo conveniente. Un beso.

Alvaro dijo...

Lo que yo llore yo con la escena de la muerte de Platero. A lágrima viva (era pequeño, eh?) Me lo sabia de memoria. Un libro precioso.

Yo también te he votado, por majo, hala

Anónimo dijo...

A mi "Platero y yo" me gusto, la primera vez que lo lei y me trae recuerdos de mi infancia.
Pero lo pude disfrutar más la segunda vez, ya que pude entender mejor las metáforas. Aunque por su sencillez y transparencia, creo que se entiende bien en la imaginacion de los niños.
El propio Juan Ramón, en un “prologuillo” a la edición aclaraba: “Yo nunca he escrito ni escribiré nada para niños, porque creo que el niño puede leer los libros que lee el hombre, con determinadas excepciones que a todos se le ocurren”.


La cosina. Besos.

Landahlauts dijo...

A mi "Platero y yo" no me parece un libro dirigido a niños. No creo que sea un texto infantil.

Anónimo dijo...

Quien diga que platero y yo es un libro "bobo", no lo ha leído. Puede ser que no "guste" porque le gusto tiene que ver con la cultura, el origen social,la edad y otros factores,pero no se puede decir que es tonto o que es para niños. Eso significa solamente que no se ha leído,lo cual no es un crímen. Es una pena que no se disfrute de un libro tan hondo y hermoso,pero hay cosas peores en esta vida, así que no es para tener avergonzarse. Hay miles de libros buenos que la vida no alcanza para leer,pero no se debe deben dar juicios negativos de lo que no se conoce.