martes, enero 9

Granada, Dinamarca y Hamlet.


Gabriel Cañavate es personal laboral fijo del Patronato de la Alhambra y el Generalife desde hace años y su cargo en el organismo público es el de peón especializado en Albañilería.

Durante los últimos años, ha sido además un dirigente socialista que ha compatibilizado sus cargos de vicepresidente de la Diputación Provincial (...) con la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Armilla.

Pero una polémica en torno a su patrimonio personal, unido a la que envuelve la construcción del Centro Comercial Nevada en la localidad armillera, promovido por uno de los imputados en el caso Malaya de Marbella, Tomás Olivo, y que en estos momentos se encuentra paralizado por orden judicial, puso al socialista en el punto de mira.

Finalmente, fue la dirección provincial del PSOE y el presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, los que instaron a Cañavate a dimitir de sus cargos debido a la polémica suscitada en torno a su persona y a la presunta ilegalidad del Nevada.

(...)

Aunque el ex concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Armilla y ex vicepresidente de la Diputación Provincial tuvo que reincorporarse a su antiguo puesto de trabajo en el Patronato de la Alhambra y el Generalife tras dimitir de sus cargos, lo cierto es que aún no ha trabajado en su empresa ni un solo día. Según fuentes del Patronato de la Alhambra, en el mismo acto en el que Cañavate pidió su reincorporación al organismo que gestiona el monumento, presentó una baja médica que aún sigue vigente.>

Según explicaron las fuentes consultadas, el ex vicepresidente de la Diputación Provincial estaba obligado a reincorporarse a su trabajo en la Alhambra al cumplirse un mes desde que abandonara las instituciones públicas. El convenio de los funcionarios de la Junta establece que al abandonar una excedencia como cargo público, el plazo máximo para la reincorporación es de un mes y, de no volver a la empresa, el trabajador podría perder el empleo.

El último día en el que expiraba el plazo, Cañavate se dirigió al Patronato para pedir su reincorporación aunque con la baja médica y "sin dar ninguna explicación", señalaron las fuentes consultadas.

El Patronato, al conocer la vuelta del ex vicrepresidente de Diputación, despidió a la persona que estaba cubriendo su puesto de trabajo, aunque al presentar la baja Cañavate, volvieron a contratarlo porque "no tiene intención de volver a su antiguo puesto de trabajo", según aseguraron fuentes del organismo que gestiona el monumento nazarí.

La actitud del ex cargo socialista no ha sentado demasiado bien entre los trabajadores del monumento, que creen que el ex vicepresidente de Diputación no va a llegar a trabajar en ningún momento en su puesto de trabajo ya que está esperando a que el PSOE le vuelva a otorgar cualquier otro cargo público en los próximos meses.


Así, aún se desconoce cual será el destino de Cañavate en los próximos meses, pero todo hace intuir que no volverá a trabajar en su antiguo empleo del Patronato de la Alhambra.

Leído en Granada Hoy.

3 comentarios:

salidadeemergencia dijo...

El Centro Nevada, el Alcampo de Armilla, parece ser que tiene ahora mismo edificados el DOBLE de metros para los que fue autorizado. Y de estar paradas las obras, nada de nada, aquello avanza a buen ritmo.

Landahlauts dijo...

Sí, lo de "paralizar las obras" no se lo cree casi nadie.

¿Te apuestas algo a que al final acaban el centro comercial como habían planeado? ¿con los mismos metros?

Scemo di legno dijo...

Yo coincido con Landahlaut. Esa obra, tardará más o tardará menos, pero se acaba enterita.