viernes, noviembre 3

Gastad, gastad, malditos.

Tengo un amigo, al que por cierto hace mucho tiempo que no veo, que se llama Jorge. Es noble y trabajador, y también un cachondo. Tenía una expresión que me hacía mucha gracia cuando se la oía. Cuando se refería a alguien con mucho dinero, en especial si lo había ganado de un modo facilón, exclamaba: "¡¡Los billetes tenían que ser como los ajos, que no aguantaran de un año para otro!!". Pues, se ha salido con la suya. Y si no lo creéis, leed esto: "La policía y las autoridades monetarias alemanas se encuentran ante un misterioso caso: en los últimos meses se han multiplicado los casos de billetes de euros que se desintegran solos. El Bundesbank y el gobierno confirmaron que desde junio pasado se han contado ya 1.500 billetes que se han deshecho, sobre todo en el norte y este de Alemania. Las oficinas de investigación criminal de Renania Palatinado y Berlín han podido comprobar que la destrucción tiene una causa química, ya que en los billetes en cuestión se han detectado restos de ácido sulfúrico." EFE. 02.11.2006 - 19:14h Así que... no os demoréis. Levantad el colchón o romped la hucha y... a gastar. Más vale eso que encontraros con un montoncito de papel deshecho. Buen fin de semana gastando sin ton ni son.

12 comentarios:

LOLA GRACIA dijo...

JA,JA...Será para evitar que haya dinero negro

Baldanders dijo...

Los cambiaré todos a monedas. Muchas gracias por la información.

SalidaDeEmergencia dijo...

¡¡¡Este fajo de billetes se autodestruirá en 20 minutos!!!!

Es una trampa del gobierno, para que fomentar el gasto privado.

elquefaltaba dijo...

A mi, como no sean los 20 euros que llevo en el bolsillo, no sé que se me va a estropear. Mientras no le pase a las tarjetas de crédito.

Más claro, agua dijo...

Estas cosas sólo nos pasan a los mortales.

Seguro que a los que tienen los billetes en Suiza o en las islas Caimán no les ocurre.

¿Será por el clima?...

Sintagma in blue dijo...

Es verdad, confirmo el fenómeno. Entré ayer al súper con un fajo de billetes (permítaseme la hipérbole) y cuando salí no había ni rastro de ellos.

LOLA GRACIA dijo...

ja,ja muy bueno Pura. No te quiero contar los fajos que se queda la que me arregla la cara de cuando en cuando..Joder, con la tía...

Landahlauts dijo...

A SDE:
No me empieces con los complots del gobierno en plan expediente X, que vas a acabar paranoico.
A Más Claro, Agua:
No, debe de ser por la temperatura de Suiza o por la humedad en Caimán. Ambas son idoneas para los billetes y para los lingotes de oro.
A Sintagma in Blue:
¿Ves? No era una alarma infundada. Lo siento.
Bienvenida a La Arbonaida.
A Lola:
Mi cara no tiene arreglo, en mi caso se quedan con fajos por arreglarme la boca.

Anónimo dijo...

El Ministerio de Economía informa: "Tatúese un euro en el pene, verá crecer su dinero, gozará acariciándolo y no le molestará que su mujer le chupe los ahorros".

P.D. El Ministerio de Economía, siempre mirando por el ciudadano...


La cosina. Besos.

Una maruja en internet dijo...

Yo me ofrezco para ayudar a quién sea a gastar el dinero, porque el mio, no lo encuentro :)))

Landahlauts dijo...

A La Cosina:
No sé... a mi lo de los tatuajes me da grima.

Petons.

A Una Maruja:
No es mala idea. De profesión: ayudante en el gasto. Habría que hablar de la remuneración, no???
Saludos.

Marta Salazar dijo...

una prueba más de que hay que ahorrar en oro!