miércoles, octubre 25

¿Secuelas?

"Computer games don’t affect kids; I mean if Pac-Man affected us as kids, we’d all be running around in darkened rooms, munching magic pills and listening to repetitive music."
Kristian Wilson, Nintendo CEO - 1989
"Los videojuegos no afectan a los niños. Si fuera así ahora estaríamos deambulando por lugares oscuros, comiendo píldoras mágicas y escuchando ritmos electrónicos repetitivos" Atribuida a Kristian Wilson, portavoz de Nintendo - 1989

6 comentarios:

Kate dijo...

tonterías! yo creo que sí afectan a los niños! y además no tiene nada que ver el juego de Pacman con los juegos violentos de hoy en día! no me compares! eso sí, fuera de coña, aprenden a usar mejor sus manos y a reaccionar más rapido, pero viven con imágenes violentas que les parecen normales y así nada les sorprende! y no me digáis que desarrollan la imaginación! por eso existen los cuentos, con los cuales yo crecí, y los sueños!
vamos, que es mi opinión!

SalidaDeEmergencia dijo...

Yo no creo que eso favorezca la violencia en los niños. Desarrollan su imaginación pero saben separar lo real de lo imaginario. ¿O es que tú te has creido que eras Peter Pan por verlo en película?

LOLA GRACIA dijo...

A los que somos papis esto nos da un poco de miedo. Yo perjuro que en mi casa no entrarça un video juego,,, pero ya veremos..Cumplir esa promesa me va a costar un disgusto no sólo con mi hijo, sino con mi marido también que está deseando tener la excusa perfeceta para introducir un bicho de esos en casa

Scemo di legno dijo...

Pues a mi me gustan y estoy muy centrado: siempre que me dan ganas de convertirme en asesino en serie, respiro profundamente, cuento hasta diez y se me pasan

Er Hovensito Frankenstein dijo...

Yo he jugado toda la vida al cinquillo y soy muy equilibrao también.

Landahlauts dijo...

Yo con esto no tengo una opinión clara, la verdad. Por un lado pienso que pueden favorecer la violencia, pero por otro pienso en que yo de pequeño... jugué con pistolas de plástico y mataba soldados... y hoy no tengo ninguna tendencia al asesinato. No lo sé. Complicado.