jueves, octubre 26

Las Lenguas Muertas

Cuentan las crónicas que de Cabra, una bella ciudad de la Comarca de la Subbética Cordobesa, era natural un ministro franquista llamado José Solís Ruiz. Este individuo era "Ministro Secretario General del Movimiento" defendía con ahínco lo de «más gimnasia y menos latín». Y dicen igualmente las crónicas que, Adolfo Muñoz Alonso, profesor de la Universidad Complutense, le dijo que se tentara la ropa, ya que «por de pronto, señor ministro, el latín sirve para que a su Señoría, que ha nacido en Cabra, le llamen egabrense... y no otra cosa».

6 comentarios:

SalidaDeEmergencia dijo...

Era de allí Juan Valera???

elquefaltaba dijo...

Pues a mi el latín, como que no se me dió ni chispa de bien.

Manuel dijo...

Buenísima la anécdota.

pino dijo...

Yo, además de latín, también cogí griego!

Más claro, agua dijo...

Yo, como no sé latín, sigo pensando que ese hombre fue un... egabrón...

Landahlauts dijo...

A SDE:
Sí, era de Cabra.

A Manuel:
Todo ello... supongo que con ese respeto máximo que un catedrático tenía que tener a un ministro de una dictadura... imagínate.

A Pino:
Lo tuyo eran los idiomas... estaba claro. Yo di griego también, pero poco, no tanto como latín.

A Más claro, agua:
¿Ves lo que pasa? :)