jueves, octubre 19

La Estantería: Ramón Sampedro.

Mar Adentro Mar adentro, mar adentro. Y en la ingravidez del fondo donde se cumplen los sueños se juntan dos voluntades para cumplir un deseo. Un beso enciende la vida con un relámpago y un trueno y en una metamorfosis mi cuerpo no es ya mi cuerpo, es como penetrar al centro del universo. El abrazo más pueril y el más puro de los besos hasta vernos reducidos en un único deseo. Tu mirada y mi mirada como un eco repitiendo, sin palabras 'más adentro', 'más adentro' hasta el más allá del todo por la sangre y por los huesos. Pero me despierto siempre y siempre quiero estar muerto, para seguir con mi boca enredada en tus cabellos.

Del libro "Cando eu caia" (1998)

4 comentarios:

Scemo di legno dijo...

¿Qué tendrán los cuadros y las fotos del mar visto a través de una ventana?

SalidaDeEmergencia dijo...

Al tipo este del blogg es que parece que le gusta el mar, al menos eso dice él.

Bahtian dijo...

Que triste...
Me estas dando la tarde, chato.

Landahlauts dijo...

Melancolía, Scemo. Al menos a mi me la da.

Bahtian... lo siento. Lo malo es que no has sido el único al que le ha dado mal rollo con el tema de hoy.