martes, octubre 31

Ich bin die fesche Lola.

Hoy suena en La Arbonaida Ich bin die fesche Lola una canción interpretada por Marlene Dietrich en la película Der Blaue Engel (El Ángel Azul), del año 1930. Una canción insinuante y picarona que la cantaba a horcajadas sobre una silla: "Soy la elegante Lola. Soy el gran amor de la moda. Tengo un pianola, en casa en mi salon. Soy la elegante Lola, todos los hombres me conocen, pero mi pianola, nadie lo toca..." El personaje de Lola-Lola, que interpretaba Marlene, era todo lo feminista que en aquel tiempo se podía ser: una mujer que explotaba su belleza para humillar y usar a los hombres hasta el extremo. Marlene Dietrich fue un simbolo de seducción perversa, cargada de sofisticación y ambigüedad. Fue una diva del cine en su tiempo y una firme anti-nazi que despreció las políticas antisemitas de su tiempo.
Podéis verla y oirla en otra canción cantada por ella, Lili Marlene

Ich bin die fesche Lola Ich bin die fesche Lola, der Liebling der Saison! Ich hab' ein Pianola zu Haus' in mein' Salon Ich bin die fesche Lola, mich liebt ein jeder Mann doch an mein Pianola, da laß ich keinen ran! Ich bin die fesche Lola, der Liebling der Saison! Ich hab' ein Pianola zu Haus' in mein' Salon. Und will mich wer begleiten da unten aus dem Saal, dem hau' ich in die Seiten und tret' ihm aufs Pedal! Lola, Lola - jeder weiß, wer ich bin Sieht man nur mach mir hin, Schon verwirrt sich der Sinn. Männer, Männer - keinen küß ich hier Und allein am Klavier, sing die Zeilen mit mir. Ich bin die fesche Lola, der Liebling der Saison! Ich hab' ein Pianola zu Haus' in mein' Salon Iich bin die fesche Lola, mich liebt ein jeder Mann, doch an mein Pianola, da laß ich keinen ran! Ich bin die fesche Lola, der Liebling der Saison! Ich hab' ein Pianola zu Haus' in mein' Salon. Doch will mich wer begleiten da unten aus dem Saal, dem hau' ich in die Seiten und tret' ihm aufs Pedal! Ich bin die fesche Lola, der Liebling der Saison! Ich hab' ein Pianola zu Haus' in mein' Salon ich bin die fesche Lola, mich liebt ein jeder Mann doch an mein Pianola, da laß ich keinen ran!

They Call me Naugthy Lola

They call me naughty Lola The wisest girl on earth At home my pianola It works for all it's worth The boys all love my music I can't keep them away So my little pianola keeps working night and day They call me naughty Lola The wisest girl on earth At home my pianola It works for all it's worth Now I tell you a secret Don't hammer on the keys For a little pianissimo is always bound to please Lola, Lola - everybody knows me Ask the first man you see He knows how to find me Old men, young men, all fall in to my net they all want me to pet there's a reason, you bet! They call me naughty Lola The wisest girl on earth At home my pianola It works for all it worth The boys all love my music I can't keep them away So my little pianola keeps working night and day They call me naughty Lola The wisest girl on earth At home my pianola It works for all it's worth Now I tell you a secret Don't hammer on the keys For a little pianissimo is always bound to please They call me naughty Lola The wisest girl on earth At home my pianola It works for all it's worth The boys all love my music I can't keep them away So my little pianola keeps working night and day

7 comentarios:

Ros dijo...

pues genial se lo dire a mi madre, una lola como tiene que ser!!!!

salidademergencia dijo...

Pues parece ser que su pianola la tocaba todo el que se acercaba a ella.

Landahlauts dijo...

Ros:
Un nombre con temperamento, no?


A SDE:
Eso se llevo, SDE.

Anónimo dijo...

Marlene Dietrich, también en su vida privada conservó ese carácter andrógino que en ocasiones escandalizó a la opinión pública, como cuando apareció vestida de frac para el estreno en Hollywood de El signo de la cruz, en 1932. "Tiene sexo pero no tiene género", supo resumir su esencia el crítico de cine Kenneth Tynan.

Rompió los esquemas de la "vamp" femenina con su bisexualidad, que vivió plenamente pese a su temprano matrimonio con el asistente de dirección alemán Rudolf Sieber, de quien nunca se divorció y a quien la unió una profunda amistad y con quien procreó su única hija, María.

En la larga lista de amantes de la Dietrich figuran, además de su "creador" Von Sternberg, la guionista española Mercedes de Acosta, la cantante francesa Edith Piaf así como compañeros de cartelera como James Stewart, John Wayne y Gary Cooper. Sin embargo, su gran amor fue el francés Jean Gabin, con quien vivió un tormentoso romance durante cinco años.

La cosina. Besos.

Landahlauts dijo...

Se le atribuye la frase de "En Berlín importa poco si se es hombre o mujer. Hacemos el amor con cualquiera que nos parezca atractivo".
Está bien que la gente sea vividora, en el sentido de que sepan disfrutar de la vida, no crees??'

Petons.

Anónimo dijo...

Uno de mis lemas es: "Tenemos solo una vida, y no sabemos de ¿cuántas horas?... Busca los ratos buenos, que los malos llegan sin buscarlos."

La cosina. Besos.

Landahlauts dijo...

Lo malo es que a veces, ni siquiera somos capaces de disfrutar de los buenos momentos.

Petons, Cosina.