martes, octubre 10

El Capo Don Pasquale.

Sífilis, mafia, abanico, Avon, Donizzeti, Ley Seca, menopausia, Dick Tracy, Chicago y Granada. Unas palabras que, aparentemente, no guardan ninguna relación pero que sirvieron para que el domingo por la tarde disfrutara de lo lindo. Os explico... Este fin de semana hubo en Granada una versión divertidísima de la Ópera Bufa "Don Pasquale" de Gaetano Donizetti. Donizetti escribió esta ópera cuando sufría una degeneración cerebro-espinal de origen sifilítico. Resulta llamativo que una ópera bufa, que pretende y consigue hacer reir, estuviera escrita por alguien en una situación tan... "poco alegre". El caso es que David Barón ha hecho una adaptación musical de esta ópera que la sitúa en el Chicago de los años 30, adaptándola a la guerra entre bandas de la mafia. En plena Ley seca. Así podemos ver a Don Pasquale como El Capo Don Pasquale, vestido con elegantes trajes de colores fluorescentes, en una estética muy parecida a la de la película Dick Tracy. A Norina la encontraremos como una seductora femme fatale que regenta un club de la ciudad (Inma Almeda se llamaba la soprano, que estuvo muy bien). La música fue interpretada por un Quinteto Musical (Euroscena-Universidad Carlos III de Madrid) que compartía escena con los cantantes, vestidos con sus elegantes trajes negros cruzados y sus sombreros. Sólo un inconveniente: la señora del abanico. Sentada a mi derecha estuvo una señora que, presuntamente, sufría los sofocos habituales de la menopausia. El caso es que se tiró las casi dos horas que duró la ópera moviendo su abanico (eso sí, lo trataba de hacer de modo sigiloso). El aire de su abanico me azotó a mí, acompañado del empalagoso olor de su perfume. El caso es que anduve con frío y medio mareado por culpa de la menopausia de una señora. ¿Eso es un daño colateral?

4 comentarios:

SalidaDeEmergencia dijo...

Alfredo Kraus hubiera cantado bien hasta los números de la lotería.

Baldanders dijo...

Más que daño colateral, puede llegar a ser un estado mental. Debería volver a ver la obra sin la influencia narcótica de la señora. A lo mejor no le resulta la misma experiencia.

Scemo di legno dijo...

Seguramente entró en trance como los derviches turcos

Landahlauts dijo...

Al Sr. Baldanders:
¿Usted cree que me gustó por eso?? ¡¡¡Vaya!!! que decepción si fuera ese el motivo.

A SDL:
Estás ocurrente hoy, pollo.