miércoles, septiembre 6

Highway to Hell.

Hoy suena en La Arbonaida Highway to Hell del grupo australiano ACDC, publicada en el año 1979 en su disco Highway to Hell. Eran los tiempos en que todavía cantaba el malogrado Bon Scott, que moriría en circunstancias trágicas al año siguiente. Nos encontramos, sin duda, ante una de las mejores canciones en la historia del Rock & Roll. Supongo que, si existiera el género, esta sería una "road song".
"No stop signs, speed limit / Nobody's gonna slow me down / Like a wheel, gonna spin it / Nobody's gonna mess me round / Hey Satan, payin' my dues / Playing in a rocking band / Hey Momma, look at me / I'm on my way to the promised land..."

6 comentarios:

Scemo di legno dijo...

¿Trágicas? Querrás decir gloriosas. Para morirte de viejo y meándote encima, mejor morir así.

Landahlauts dijo...

No, si viéndolo así...

Er Hovensito Frankenstein dijo...

I'm on way to the promise land.... curioso y premonitorio, quien se lo iba a decir. Nunca sabremos si su autopista iba al infierno o al cielo...

(hoy me he levantado que parezco la coríntellado)

Landahlauts dijo...

Esa es la gracia de esta película, hovensito, que nadie sabe en qué, cómo ni cuando acaba.

Er Hovensito Frankenstein dijo...

Sólo mi película ha tenido segunda parte. La vuestra, míseros mortales, acabará con vuestra muerte.

SalidaDeEmergencia dijo...

Este hombre necesita asistencia médica, urgente.