viernes, septiembre 22

El travieso Pablo.

Como si ya no tuvieramos bastante con esos exasperantes mimos que, subidos en un pedestal, pasan el día como pasmarotes esperando que alguien les eche unas monedas por no hacer nada...

Ahora, en China, un estudiante alemán de arte Pablo Wendel, disfrazado de uno de los guerreros de Xi'an, saltó a la fosa donde se encuentran las estatuas de tamaño real de los soldados y se mantuvo inmóvil durante varios minutos. Se cree que Wendel entró al museo, donde se cambió su vestimenta, saltó una barrera, y se posó en un pedestal que había traído con él. La policía tardó algunos minutos en descubrirlo ya que el "travieso joven" permaneció inmóvil completamente. La policía china, debido probablemente a las cámaras de televisión que había en el lugar, se comportó de modo exquisito con el estudiante.

Tuviste suerte, Pablo, pero no aparques la bici en doble fila...

Podéis ver la noticia entera aquí.

10 comentarios:

quetemeto dijo...

No me parece justo que insultes a los mimos tan alegremente, al fin y al cabo por lo menos no molestan a nadie ¿creo yo?

Landahlauts dijo...

Pues sí, llevas razón, Quetemeto. La verdad es que les tengo una manía un poco tonta (como ya comenté en otro post). La razón es que no concibo como se puede estar ahí, quieto, completamente. Y esperar recompensa por ello. La gente que toca algún instrumento o hace alguna otra cosa me parece mucho más merecedores de unas monedas.

SalidaDeEmergencia dijo...

Con lo poco que vale la vida humana en China? la próxima vez que lo vea la policía por la calle le da dos tiros.

Landahlauts dijo...

Decía un amigo mío, de broma, que en China si se te cae una maceta del balcón, como son tantos y tan hacinados, seguro que has matado a 200 personas.
Y sí, si que son un poquito bestias los policías allí.

Gordito Relleno dijo...

"La razón es que no concibo como se puede estar ahí, quieto, completamente. Y esperar recompensa por ello"

¿¿¿¿Estás hablando del trabajo de algunos funcionarios???

quetemeto dijo...

Lo que quería expresar, es que por lo menos los mimos no molestan a nadie, sin embargo hay personas que te encuentras por la calle que viven de ella y que son un verdadero coñazo. Y para muestra un botón, ¿cuantas veces os acordáis de la madre de algún que otro gorrilla?

Landahlauts dijo...

A Gordito:
De alguno? pues sí. También de gente de la empresa privada... ¿o es que no conoces a nadie en una empresa privada que pase el día tocándose... la nariz?

A Quetemeto:
Ya, si te entendí perfectamente. Yo explicaba en este y en otro post que hay enlazado en él... que le tengo una manía enorme a los mimos. Aunque reconzcoca que no tiene ni mucho fundamento, ni mucho sentido. Igual que se la tengo a Mickey Mouse y no se la tengo a Donald, por ejemplo. Y eso... que a Donald no le he entendido en toda mi vida nada de lo que dice. :)

Landahlauts dijo...

Por cierto a Quetemeto y a quien pudiera interesar:
Diariamente veo un montón de blog, algunos muy interesantes. Tantos que no todos pueden aparecer en Mi Blogosphera (como es el caso del Blog de Quetemeto, que os recomiendo efusivamente Reflejados). Pues bien, entre estos blogs el otro día encontré uno de un periodista del Diario de Córdoba un artículo sobre un mimo. Es este. Al final...me van a acabar cayendo simpáticos...

Gordito Relleno dijo...

"¿o es que no conoces a nadie en una empresa privada que pase el día tocándose... la nariz?"

Bueno, estee...¿No entendiste que era un chiste?

Landahlauts dijo...

Sí hombre... lo que a mi no se me notaba era el tonillo de coña con que lo decía. Ya sabes que los matices aquí en la intené esta no se notan. Pero comprendí que era chiste, Gordito. :)