lunes, julio 31

No me llames Dolores...

El Departamento Nacional de Inscripciones de Malaysia ha establecido una serie de nombres prohibidos para poner a los niños. Se debe esta decisión a la costumbre que hay en algunos grupos éticos de aquel país para nombrar a sus hijos con nombres desagradables y malsonantes, pensando que así los protegen, al espantarles los demonios y los malos espíritus. En otros casos el nombre extraño era puesto, simplemente, un manifiesto mal gusto por parte de los padres. Estos son algunos de los nombres que no se podrán poner a los niños malayos: Hitler, Perro Apestoso, Cero Cero Siete, Ah Chwar (Víbora), Khiow Khoo (Jorobado), Chow Tow (Cabeza Apestosa), Sor Chai (Loco de Atar), Woti (Coito), Karrupusamy (Dios Negro), etc. Otras restricciones son nombrar a los niños con títulos de la realeza o de la nobleza, o con marcas de autos japoneses. Con lo bonito y, cada vez más popular, que queda el "Llenifé-Vanessa" en Andalucía...

5 comentarios:

Er Hovensito Frankenstein dijo...

Y me quejo yo del mío: ¿no está tan mal "Er Hovensito Frankenstein, no???

La Bicuñada dijo...

Oye, pues algunos suenan bien.
Si no se sabe el significado....Y que español conoce el malayo???

Landahlauts dijo...

A EHF:
El tuyo está bien, además va con tu imagen.

A La Bicuñada:
Ya. En Marruecos existe el apellido Kabron. Todo va bien mientras no cruzas el Estrecho....

Y si se te ocurre ir de vacaciones a Malaysia???? Te imaginas el policía malayo de aduanas???

Gordito Relleno dijo...

Ese apellido marroquí está muy extendido entre el gremio de jefes.

Landahlauts dijo...

Imagínate que sea jefe en El Corte Inglés y lo llamen por megafonía...