miércoles, julio 26

Bayreuther Festspiele

El Festival de Bayreuth (Baviera, Alemania) es un punto de referencia para el mundo wagneriano. Fue fundado hace 130 años por Richard Wagner y desde entonces se viene celebrando cada verano de modo practicamente ininterrumpido. Desde este 25 de julio y hasta el próximo 8 de agosto podrán gozar, en lugar histórico, la obra del compositor alemán. Los precios giran en torno a 208 euros por entrada, las listas de espera pueden llegar hasta los 10 años... pero nada desanima a los asistentes. En este festival se puede ver la tetralogía de "El Anillo de los Nibelungos", que Wagner tardó en escribir y componer 26 años. Efectivamente, este año se va a presentar en Bayreuth la nueva producción del ciclo de los nibelungos, la que hace el número 13. Las cuatro operas épicas de las que consta "El anillo de los nibelungos" fueron representadas por primera vez en 1876 en el primer festival de Bayreuth, una idea concebida por el mismo Wagner. Desde entonces el público ha podido admirar doce reinterpretaciones y toca ahora su turno a la decimotercera qué, como cada nueva producción, se ha convertido en acontecimiento histórico que ha despertado la atención internacional. La escenificación de la monumental tetralogía de 16 horas realizada por el dramaturgo alemán, Tankred Dorst, ha sido calificada por el propio Dorst de "empresa gigantesca", descripción más que entendible si se toma en cuenta que fue reemplazo de último minuto para el danés Lars von Trier, quien renunciara anticipadamente, dejando a Dorst sólo dos años para preparar las cuatro óperas épicas "El oro del Rin" (Das Reingold), la Valquiria (Die Walküre), Sigfrido (Siegfried) y "El Ocaso de los Dioses" (Götterdämerung). Tankred Dorst, nacido en Turingia en 1925, es un dramaturgo con muchos años de experiencia pero un novato en el mundo de la ópera. Sin embargo, a sus 81 años, ha probado su capacidad para largas escenificaciones. Su representación de 8 horas de la obra mítica "Merlín" se asemeja por lo menos en largo y temática con la obra wagneriana, aunque ésta última se centre en la mitología germánica. Bayreuth es la coronación de la vida profesional de Dorst. Aunque los que esperan que esta decimotercera reinterpretación del ciclo de los nibelungos ofrezca una lectura nueva y fresca sean probablemente decepcionados, Dorst no se ha tomado a la ligera su premier en Bayreuth y, según los entendidos, cosechará críticas positivas al presentar un compromiso equilibrado entre lo conservador y algunos elementos modernos.
Landahlauts es feliz escuchando música, y mucho más si es buena.

6 comentarios:

Gordito Relleno dijo...

¿¿¿208 euros por entrada???

Guárdame cinco

Landahlauts dijo...

Y el hotel y el vuelo, ¿lo tienes?

Anónimo dijo...

A tener en cuenta durante la estancia en Bayreuth:
Desde el año 2001 todas las entradas llevan impreso, además de la función, día, hora y lugar en el auditorio, tu nombre, dirección y número de cliente. Por tanto el día de la función debes llevar tu identificación y la factura en el bolsillo, por si hubiese alguna duda de parte de los controles de entradas (por lo general no los hay, pero nunca está de más prevenir estas cosas).

Las funciones comienzan siempre a las 16:00 h. (excepto “El oro del Rin” y “El holandés errante” que comienzan por lo general a las 18:00 h.). Por lo general la gente comienza a llegar al teatro a las 15:00 h. 15 minutos antes de iniciarse la función, una fanfarria suena desde el balcón, diez minutos antes de la función vuelve a sonar la fanfarria, ahora dos veces, cinco minutos antes vuelve a sonar (ahora tres veces) la fanfarria. Es importante dirigirse a su lugar a tiempo, porque una vez llegada la hora de inicio, las puertas y el teatro son cerrados por dentro, para impedir interrupciones y molestias de asistentes rezagados.

Dados los años de espera, nunca está de más aprovechar el tiempo y aprender, aunque sea un poco, de alemán. Los habitantes de Bayreuth son muy agradables, y aprecian mucho a quien se ha tomado la molestia de aprender alemán.



Dado el bajo coste de las entradas (280 euritos) y contando el viaje del avión y el hotel, ahhh y siguiendo el consejo un cursillo de alemán, por este precio quién no va...)
Yo lo consultare con mi Cataluflo haberlo que nos sale mas a cuenta, este viaje o ir a comer unos espetos en la orilla del mar... que sira sira...


La cosina. Besos.

Anónimo dijo...

Perdón no son 280 euritos, sino 208 euritos...
¡Tendre que pensarlo un poco mas!
el euro es el euro uffff...


La cosina. Besos.

Landahlauts dijo...

Pues mira: como te has dado cuenta de pronto de que son 72 euros menos por entrada y ya tenías el cuerpo hecho a 280... guarda los 72 para los espetos y las cervezas... PUEDES IR A LOS DOS SITIOS... alucinante ¿verdad?

Gracias por la información... no la conocía.
Petons.

Bahtian dijo...

Y yo que pensaba que habia estado loco por pagar 100 euros por una entrada para ver a los Rolling en El Ejido...