miércoles, junio 7

La Pensión del Abuelo Victor.

La Fundación Paz y Solidaridad de Andalucía, perteneciente al sindicato CCOO, organizó el pasado 6 de mayo en Málaga un festival de música bajo el nombre "Entresures" con el objetivo de sensibilizar a los jóvenes andaluces sobre las injusticias Norte-Sur y de recaudar fondos para reconstruir los colegios de los niños saharauis en los campamentos de refugiados de Tinduf construidos hace más de 30 años. Los organizadores calificaron el resultado del acto como un "rotundo éxito" con una participación registrada de más de 6.000 personas. El sistema de recaudación que utilizaron los organizadores del concierto fue la venta de bonos solidarios con un valor unitario de 5 euros, que adquirieron los asistentes al festival, pero también otras muchas personas que tan sólo quisieron solidarizarse con la causa y declinaron acudir a la cita de "Entresures". La sorpresa ha llegado cuando conocemos que, según un comunicado de la Asociación de Internautas basado en una noticia de COMFIA.info, la SGAE exigió a los organizadores del festival benéfico el pago de un canon por valor de 3.268,68 euros estimado a partir de los fondos recaudados para ayudar a reconstruir los colegios de los refugiados saharauis. Según reza este comunicado la SGAE, "no ofreció ningún servicio por el cobro de estos fondos, y se ha mostrado absolutamente intransigente en el momento de negociar". Hace justo un mes, la SGAE pidió al Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea que reconociese que el uso de la televisión en las habitaciones de hotel es un acto de comunicación pública y por tanto sujeto a la normativa de protección de la propiedad intelectual. La Audiencia de Barcelona recibió una denuncia de la SGAE contra el Hotel Rafael aunque decidió suspender el procedimiento para plantearse si la habitación de un hotel debe entenderse o no como ámbito estrictamente doméstico En enero, la SGAE tuvo que pedir perdón al Taller Cultural de Fuentepelayo en Segovia tras cobrarle 518 euros por un certamen benéfico de teatro para discapacitados psíquicos después de que su responsable lo denunciara en el periódico El Norte de Castilla. Pese a que el delegado territorial de la SGAE defendió el cobro del canon en declaraciones a algunos medios digitales, la gestora de derechos de autor lo achacó a un error administrativo.
Vía: Alifa

2 comentarios:

Er Hovensito Frankenstein dijo...

Ese abuelo Victor ¿era aquel que "arrancando negro carbón quemo su vida"?

Landahlauts dijo...

No me comprometas que la SGAE tiene unos abogados muy buenos y yo soy un currelas que nunca ha ido a un abogado.