martes, junio 6

Granada y sus hijos

Es difícil hablar de lo que quieres y más difícil aún hacerlo mal. Pero hay situaciones totalmente injustas que, a veces, te llevan a hacerlo. Que no se me asuste nadie, no voy a hablar de personas. Esta ciudad, Granada, ha tratado muy mal a sus mejores hijos. Un ejemplo podría ser la calle que en mi ciudad hay dedicada a aquel que fue último Rey de Granada, Abu 'Abd Allāh (más conocido por Boabdil). El tributo que rinde Granada a su último rey es una calle sucia e inmunda de apenas unos cincuenta metros, tan perdida y tan insignificante que pocos granadinos/as serían capaces de situarla en el plano. Ni siquiera aparece en Google Maps. Más sangrante aún, si cabe, es el caso de Federico García Lorca. Y digo más sangrante porque Federico García Lorca, nuestro poeta más universal, no ha tenido una calle en Granada hasta hace apenas un año. Como suena.
Hace unos años, eso si, se hizo un Parque Público en la zona aledaña a la Huerta de San Vicente, la casa que la familia de Federico tenía en Granada. Parque, por cierto, de dudoso gusto: totalmente impersonal, con pocos detalles que lo definieran como un parque granadino o que recordara vagamente la arquitectura paisajística de los jardines granadinos. Pero calle, no, y menos avenida. En Almería, por ejemplo, una de las calles principales de la ciudad lleva el nombre de Federico García Lorca: la Rambla Federico García Lorca. Claro que si, por otro lado pensamos en que en esta ciudad siempre ha habido miedo a hablar de la muerte de Lorca; si pensamos que (hasta no hace mucho) había quien se refería a él como un "rojo maricón"; si pensamos que algunos de sus presuntos asesinos y sus descendientes son personas acomodadas y con cierta “popularidad” en ambientes muy determinados de la ciudad… entonces no parecería tan raro, ¿no?. Por cierto, un detallito más. Según el libro “Los últimos días de García Lorca” de Eduardo Molina Fajardo, la orden de ejecución la dio desde Sevilla… el “Cofrade de Honor” que “Descansa en la Paz del Señor” en la Basílica de la Macarena.

9 comentarios:

Apus dijo...

Desde la visión que puedo dar del otro lado del Oceano, para nosotros Granada es sinónimo de Lorca (más allá de que debe tener muchas otras personalidades importantes) es una pena que no le den el lugar que merece, era un gran artista, uno de mis escritores favoritos, sin dudas.

Apus dijo...

bajé el cursor antes de que salte la foto, por eso no la había visto :P
El otro día en el blog de Ros, me olvidé de poner Goya.

Scemo di legno dijo...

Dice el refrán que nadie es profeta en su tierra: eso pasa igual en todos sitos.

Landahlauts dijo...

Puede que sí, pero con Lorca ha habido siempre un ensañamiento muy particular.

Landahlauts dijo...

A Apus:
No creas, fuera de Granada si se le da reconocimiento. Es en esta ciudad donde no se le da.

Anónimo dijo...

La cosina.
Un pueblo que olvida su historia,
es un pueblo que tiende a repetirla.
P.D. el anonimo de Serrat, es mio.
UN BESO.

Anónimo dijo...

La cosina.

Estoy totalmente de acuerdo contigo, está vez sobre Lorca.
Pero él tenia todos los requisitos de su época para ser "POLITICAMENTE INCORRECTO" tál como se dice ahora.
Pero como alguien dijo:
Dar a César, lo que es del César
y a Lorca lo que es de Lorca.
UN BESO.

Ros dijo...

Ya no es cuestión de la orientación sexual que tuviera y lo injustamente que se le trató, yo creo que era una mente demasiado anticipada a su tiempo... lástima que lo perdimos pronto

Landahlauts dijo...

El está, como tantos otros, muertos y enterrados como perros en las tapias de los cementerios y en las cunetas de las carreteras. Y mientras, los políticos y el jefe del estado se dan "golpes de pecho" de lo bien que hiceron la transición.
Además de la orientación sexual y de lo avanzado para su tiempo, tuvo en su contra nacer en una ciudad con una mentalidad mojigata y casposa.