domingo, junio 11

Andalucía en la distancia.

¿Qué se debe de sentir cuando un buen día, a seis mil kiómetros de Andalucía, tu tierra, ves un cartel como este?
Este cartel ha sido fotografiado por Boke, un amigo malagueño que trabaja en New York. Aquella parece una ciudad agradable, muy grande, más que su Málaga natal, pero acogedora, nadie es extranjero: es lo bueno de las ciudades tan grandes y con gente de mentalidad abierta. Sin embargo, a veces piensa en su tierra, en los suyos, en los boquerones vitorinos, en la playa de "El Palo", en el "mitad" de Santa Cristina de la sobremesa... tantas cosas.
En LA ARBONAIDA lo he nombrado "Cónsul de Andalucía en Nueva York". Boke nos enseña con cariño su ciudad adoptiva en Diario de un Neoyorkino. Últimamente también se atreve con un estado completo, con California, en California Road Trip.
Suya es la foto y, aunque el sentimiento de nostalgia por tu tierra, no lo manifieste abiertamente, aunque se le vea feliz en New York, supongo que recuerda este pedazo de tierra que le vio nacer. Como otros tantos andaluces que, por unas circunstancias u otras, se han visto arrancados de la tierra de sus antepasados y el devenir de la vida los ha llevado a una nueva tierra, con una nueva gente que no siempre era cordial con ellos.
A todos ellos, desde su tierra, desde Andalucía, un abrazo cariñoso.
Landahlauts saluda a la diáspora andaluza.

9 comentarios:

Bahtian dijo...

Las cosas no se valoran lo suficiente hasta que no las perdemos, pasa con casi todo, me viene a la memoria el primer viaje al "extranjero" que, por motivos laborales, tuve que realizar allá por el año 90 o así, fue nada menos que a Manzanares provincia de Ciudad Real y por la friolera de cinco interminables días, al entrar en Andalucía por el paso de Despeñaperros, se me cayeron dos lagrimones como puños al ver ese pedazo de cartelón, creo que era anuncio de una marca de aceite de oliva, que daba la bienvenida.
Espero que le haya pasado a alguien mas, no me gustaría sentirme como un bicho raro.

Landahlauts dijo...

Y fueron cinco días... imagínate más tiempo...
Imaginate lo peor... que vas a un país donde NO HAY ACEITE DE OLIVA
Dios¡¡¡ ¿¿¿¿Puede haber vida en los países en los que no hay aceite de oliva virgen extra andaluz????? ¡Qué coño le echan a las tostadas? ¿Dónde frién los boquerones? ¿Qué le echan a la ensalada? ....

Boke dijo...

Muchas gracias Landahlauts por el post y la referencia!!! me haces sentirme importante jejeje

Con respecto a lo que dices ya te lo comente una vez en un correo electronico, muchas veces nosotros no podemos elegir nuestro destino sino que son las circunstancias y el entorno los que nos obligan a salir de nuestra tierra.

Como bien dices, no es nada facil, nada. Solo lo saben gente que han tenido que salir de su tierra dejando TODO atras. Hace 30 anyos fueron los andaluces que emigraron a catalunya y alemania, hoy en dia mucha gente joven con ganas de buscarse un futuro donde se reconozcan y se valoren las aptitudes y tantos anyos de estudios. Es muy triste cruzar esa aduana, subirte al avion y dejar muchas cosas atras. Pero como bien dice Bahtian as cosas no se valoran suficientemente hasta que no se pierden o se esta lejos.

Ahora lo que si os puedo decir alto y muy claro es que fui andaluz, soy andaluz y seguire siendo andaluz en Nueva York, Pekin y Tailandia, no hay nada mas triste que perder las raices y la cultura de uno.

Un abrazo muy fuerte a todos los expatriados y a todos los emigrantes que viven en andalucia con los que me siento muy identificados.

Y una vez de nuevo, GRACIAS Landahlauts

PD. Los 500 E no me han llegado, reenviamelos por favor! xD

Apus dijo...

Ay, no me gusta el aceite de oliva, es muy fuerte!! Y acá está muy caro.

Landahlauts dijo...

A Boke:
En la medida que pueda, espero que LA ARBONAIDA te sirva para no perder en contacto cn tu país. O por lo menos, de la visión que de tu país tiene otro andaluz. Un abrazo.
Nota: Inexplicable lo de los 500, y eso que FEDEX es muy seria ¿?

A Apus:
No te preocupes. Dios, en su infinita misericordia, sabrá perdonate que no te guste el aceite.

Respecto a lo caro o no: un kilo de novillo argentino (de una parte buena) vale aqui hasta 45 euros el kilo.
Todo lo bueno vale mucho dinero.
Bueno, no todo.

Anónimo dijo...

El aceite, sangre y oro de la tierra andaluza.
Yo tengo suerte porqué mi marido me entiende cuándo le digo:"Necesito cargarme" él me mira y se rie.
Yo necesito ir a mi tierra, donde vivo soy andaluza ( y muy orgullosa) y en mi bendita tierra soy la catalana.
Peró se muy bien a dónde pertenezco, cuáles mis raices y quién verdaderamente soy.
Cuándo entramos en Andalucía, bajo la ventanilla del coche y aspiro ese olor tan peculiar.
Para mí Andalucía es sobre todo olor.
Sus distintos olores, tan reconocibles, tan idénticos, tan penetrantes, tan únicos, tan nuestros. De niña, creía reconocer un aroma, cerraba los ojos y bastaba para sentirme transportada, a la "CASILLA" de mis abuelos.
A veces pienso que Andalucía es una madre desnaturalizada que arranca ( por diferentes causas) de sí a sus hijos, y ellos, a
pesar de todo, no dejamos de adorarla, fascinados por su belleza ensorberbecida....

La cosina. Besos.

Landahlauts dijo...

Andalucía trata muchas veces a sus hijos/as que se han ido... con desdén y muchas veces desprecio. Es como la mujer bella casada con un hombre feo. Ella, sabedora de su belleza, desprecia el amor de su marido y a él mismo. Él, a pesar del desdén, continúa profundamente enamorado de su mujer y acepta con entereza sus desprecios.
Lo bueno de saber qué eres, y dónde quieres ir... es que nunca bajarás la cabeza cuando allí te digan "la Andaluza" y aquí "la Catalana".
La "Casilla"...
Petons, Cosina.

Anónimo dijo...

¡Corazón!
¿No crees, qué en el fondo esa mujer, a quién realmente desprecia, és a ella misma?

La cosina. Besos.

Landahlauts dijo...

No sabría decirte, las mujeres sois tan complicadas... demasiado para la mente de un hombre. :)