lunes, mayo 29

La Alhambra o la belleza de lo efímero


En la entrada de la Alhambra, junto a la Puerta de las Granadas, hay una placa con este texto de Francisco Villaespesa:

«A Alhamar, el varón más insigne de la Casa de NASAR, fundador de la Alhambra.


Porque sobrepujaste los límites del Tiempo y del espacio, haciendo palidecer todas las bellezas de la Naturaleza, al crear las maravillas de este Alcázar, para ceñir de gloria y de inmortalidad las divinas sienes de la Ciudad inconfundible y Única, recibe el homenaje conmovido de Granada y con él la admiración y respeto del Mundo, y el llanto de tus hijos desterrados que, aún en las soledades del desierto, a la luz de las estrellas, sueñan con el Paraíso de tus estancias encantadas.


No temas las injurias del Tiempo ni las veleidades de la Fortuna, porque tu ardor desmesurado se eternizó en el portento de estos recintos.


Podrán quedar ni aún las sombras de estos muros, pero su recuerdo, será siempre imperecedero, como único refugio posible del ensueño y del Arte.


Y entonces el último ruiseñor que aliente sobre el Mundo fabricará su nido y entonará sus cánticos, como una despedida, entre las ruinas gloriosas de la Alhambra.»

Poeta Andaluz (1877-1936)


Después de haber visitado la Alhambra, cuando aún te encuentras ebrio de sensaciones y de belleza... resulta muy difícil leer esto y no sentir un escalofrío. Yo lo siento cada vez que me paro junto a la Puerta de las Granadas y lo leo.

Nota: Lo prometido es deuda. Landahlauts, prometió llevaos a la Ahambra. Los andaluces somos gente de palabra, comienza tu visita pulsando aquí.

15 comentarios:

Gordito Relleno dijo...

Bonita la visita virtual. Tan bonita como fría. ¿Dónde queda el olor a arrayán y el sonido del agua? Me quedo con los paseos gratuitos de los domingos por la tarde.

Otro día invito yo a un vaso de agua con anís en el pozo del kioskillo alhambreño.

Landahlauts dijo...

Gordito Relleno, estamos de acuerdo en que no huele a arrayán ni se escucha el agua del Generalife, pero no podía ser de otro modo. La opción B que contemplaba un vuelo charter con los visitantes de LA ARBONAIDA, hotel y comidas... me salía más cara.

Estupenda la idea del kioskillo, quedamos y una mañana temprano y pasearemos por allí.

Scemo di legno dijo...

Eso del anís con agua, ke é?

Scemo di legno dijo...

No puedo verlo???

Landahlauts dijo...

Eso es pq no tienes lo los pluggins esos, instalalos y verás.

Er Hovensito Frankenstein dijo...

¡¡¡es una pasada¡¡¡ tiene hasta visita nocturna o diurna... y fotos... y "realidad" virtual alhambreña.... está muy bien

Scemo di legno dijo...

Insisto:
¿Qué es lo del agua con anís????

Gordito Relleno dijo...

"¿Qué es lo del agua con anís???? "

Existe en la Alhambra un kiosko edificado sobre un pozo del que tradicionalmente se servía a los visitantes deliciosos vasos de agua fresquita aderezados con unas gotitas de anís. Esto ya no existe, lo dije como un guiño romántico. Ahora el kiosko está allí pero el agua se ha cambiado tiempo ha por refrescos de esos americanos de agua gasificada de color marrón de cuyo nombre nunca me acuerdo...:)

Landahlauts dijo...

¿Sabes, Gordito?
Creo que yo no he llegado a probar el agua con anís esa. Cuando yo era niño existía pero no creo que me diesen. De mayor... llegué tarde. A eso le llamaban en mi casa "palomita", a la mezcla de anís con agua.

Boabdil dijo...

Es una de las irreparables pérdidas de la Alhambra. Sacaban el agua del aljbe con un cubo que vertían en una pileta de piedra de la que salía un grifo. Del grifo llenaban de agua un vaso alto y de grueso cristal en el que ponían una pieza alargada de azucarillo, un azucar esponjoso fabricado por la confitería Bernina, de Plaza del Carmen. Más un chorrito de aguardiente. El refresco incluía una maza de madera para disolver le piedra de azucar.
No recuerdo nada mejor como refresco en aquel sitio. Aquello desapareció nadie sabe muy bien porqué, como desapareció la venta de agua de Lanjarón por vasos (de cristal) en el despacho de mármol blanco de la calle Reyes Catódicos y como desaparecieron los Espumosos de la Carrera de la Virgen y, antes aún, el aguador con un borrico de la plaza Bib-Rambla. Granada sedienta.
Granada, agua oculta que llora.
Dijo Federico.

Landahlauts dijo...

Muy bello tu recuerdo, Boabdil.
Muchas gracias por tu visita, te deseo lo mejor para tu blog. Lo visitaré frecuentemente.
No dejes de venir a La Arbonaida, siempre serás bienvenido.

Ruben, Montreal Quebec dijo...

Yo visite la Alhambra en Septiembre 2011. Me conmovio mucho lo que dice en esta placa, particularmente al leer la historia de lo que paso (Boadbil 1492), tuvo mas sentido para mi la inspiracion de F. Villaespesa. Larga vida a la Alhambra !

Landahlauts dijo...

Aquí puede ver la placa que hay junto a la Puerta de las Granada, Rubén:
http://alboraida.blogspot.com.es/2006/05/francisco-villaespesa.html

Gracias por su visita. Saludos.

Anónimo dijo...

Yo he visitado hace pocos dias la Alhambra. Ni sabia de la existencia de Villaespesa (ignorancia imperdonable por mi mismo!). Subia a pie por la cuesta y me encontré con esa placa. Diria que casi retrocedi para verla poruqe subia por la vereda izquierda, pero pudo mas alguna fuerza obrando en mi. Entonces, todavia no habia visto nada y el texto me quebró de emoción. Asi que llegué a la mismisima Alhambra con el corazón abierto y fue destrozado de emoción y belleza... cuando caia la tarde bajé por la misma cuesta porque tenia que volver a pasar por esa placa. La volví a leer y a emocionarme hasta el escalofrio...
Alejandro de Argentina

Chu dijo...

Soy de Argentina, estuve en el año 1999 y al igual que mi coterráneo Alejandro me quebré cuando leí el texto.