domingo, marzo 5

PARTICULARIDADES GRANADINAS

Entre las particularidades que tiene Granada, o mejor dicho, sus habitantes, hay una que me molesta enormemente. Está relacionada con el tráfico. Para aparcar el automóvil en Granada no tienes que molestarte en entrar en un aparcamiento público, en buscar un lugar libre en la O.R.A. o similar. No es necesario. Si en Granada quieres aparcar para entrar a un comercio o hacer una gestión en un banco simplemente has proceder como sigue:
1.- Ir a la puerta del banco o del sitio donde vayas.
2.- Habrá coches aparcados delante, o puede que esté prohibido, o que sea un carril de solo bus... no te preocupes. Aparca.
3.- Sal de coche, cierralo y márchate tranqulamente.
Recuerda que nadie te dirá nada y que, difícilmente, serás sancionado por la Policía Local (hay pocos y, entre regular el botellón y bajas, no apareceran nunca). Si tu coche estorba a alguien que está bien aparcado y comienza a tocar el claxon desaforadamente, no tengas prisa, acaba lo tuyo. Cuando salgas, si te dice algo, reacciona como sigue:
1.- Si no vocifera, sólo gesticula dentro del coche, pero no mucho, lo mejor es ignorarlo, te montas en tu coche y te vas. Puedes, incluso, motrarte enfadado por haberte interrumpido y salir "quemando rueda".
2.- Si vocifera y toca el claxon en exceso: incrépale, hazle ver lo molesto que es su claxon y dile que hay que tener un poco de respeto por los demás. Hazle ver los inconvenientes de la contaminación acústica y acúsale de insolidario e incivilizado.
3.- Si se te tira al cuello: esto ya depende de tu forma de ser. Opciones reales hay dos: o liarse a tortas (espectáculo primitivo y poco edificante) o disculparse con una actitud sumisa (eso si, cuando te subas al coche, para que tu hombría no se vea afectada delante de tu mujer, di algo así como: "no le he dado dos ostias por no liarla, que si no..., valiente gili pollas ").
Una opción con menos problemas sería aparcar en una acera. No te preocupes por los peatones, ellos saben entenderlo, aunque, si tienes cargo de conciencia... busca una acera ancha y déjales unos treinta o cuarenta centímetros para que pasen... que no se digan que eres un cabroncete.

2 comentarios:

Bahtian dijo...

Deacuerdo contigo punto por punto... pero, como sabes, por mi trabajo viajo bastante, y te puedo asegurar que no es muy diferente a Granada. Esto no es mas que un mal que afecta al comun de los humanos y mas concretamente a esa peligrosa especie que se llama conductor.

Anónimo dijo...

Pues yo tengo un hermano que viaja mucho y dice que fuera de Graná las rayas esas blancas que hay en las calles sirven para que pasen las personas por encima y... no te lo pierdas... los coches paran cuando hay alguien cruzando por ahí. No sé si será verdad.